.
2ª Parte. Acoso escolar. Bullying. Como descubrirlo, evitarlo y educar a los hijos para que no lo ha
Educadores Católicos /Casos Prácticos y Respuestas breves



2 Parte. Acoso escolar. Bullying. Como descubrirlo, evitarlo y educar a los hijos para que no lo hagan

Continuacin del artculo: 1a Parte. Acoso escolar. Bullying. Como descubrirlo, evitarlo y educar a los hijos para que no lo hagan
Orgenes (2 Parte).

El acoso o bullying puede empezar en los primeros aos de vida. Hay nios que cuando acuden al colegio, muerden, araan o quietan juguetes, ropas o comida a otros nios de su misma edad. Suelen ser nios que durante su crianza en casa, han estado totalmente consentidos a tener todo lo que pedan, lo mismo cosas que fueran de ellos, de sus hermanos o estuviera al alcance de su mano en las tiendas. Estn acostumbrados a que nadie les lleve la contraria, por lo que cuando se encuentran conviviendo con otros nios en la escuela, no admiten que lo que ellos quieren, no se lo den inmediatamente. Es entonces cuando les sale la incipiente agresividad y muerden, araan o roban, para conseguir lo que quieren. Los padres y los maestros, tiene que estar muy vigilantes, para ir corrigiendo con mucha paciencia, estos malos hbitos y costumbre de los nios.

Los padres en la prevencin, correccin y castigo del acoso escolar y sus derivados, no pueden tener ni laxitud, ni tolerancia. Tampoco dejadez, irresponsabilidad o desgaste, por los hechos que ocurren. Tienen que tener preparacin, amplios conocimientos, firmeza y sobre todo mucho cario. Ya que la agresividad y malas acciones de los hijos, son responsabilidad directa de sus padres, por lo que ellos tienen que solucionarla, si fuera necesario, con la ayuda de los maestros y profesionales, aplicando desde el primer momento lo llamado, cero tolerancia en corregir sus manifestaciones violentas.

La familia es la escuela de la vida y los padres, los educadores naturales. Las relaciones estrictamente personales que se establecen entre padres e hijos, constituyen la fuente principal de la que emanan los aprendizajes emocionales, sociales y morales. La escuela, por su parte, debe colaborar con la familia, sin usurpar sus funciones.


Los padres tienen que educar en los valores humanos, propios de la convivencia en paz y en libertad, pues si no dan a los hijos una formacin integral de la persona, es decir de todos los aspectos de la personalidad, incluyendo el religioso, el fracaso en la transmisin de estas reglas elementales, es una fuente segura de desarraigo y del abuso potencial.

Algunos hijos tienen de todo, principalmente en cuestiones materiales, estn demasiado consentidos. Los padres tienen que recuperar los principios de autoridad e inculcar y fomentar la autoridad del maestro. Tienen que saber poner lmites a las actuaciones de los hijos, ya que incluso las leyes civiles recuerdan a los padres, que los hijos tienen el deber de obedecer y respetar a sus padres.

Formas de bullying: (2 Parte)

La intolerancia, el racismo, la xenofobia, son tambin formas de acoso y maltrato entre las personas.

Lograr que el compaero maltratado, haga cosas que no quiere hacer y que le pueden traer problemas

Exigirle dinero presente o futuro, bajo amenazas. (El de la comida, el de los libros, el de los gastos semanales).

Hacerle el vaco, excluyndole del crculo de amistades, evitando que los dems tampoco se relacionen con l o ella.

Insultarle, ponerle motes, burlarse, rerse de l.

Sembrar mentiras, rumores, bulos; chismorreos, etc.


Amenazas verbales o por escrito. Envo a travs del telfono o del Internet de mensajes desagradables, fotos, correos electrnicos acosadores, etc. Fenmeno conocido como ciberbullying,

Grabar en los telfonos mviles, palizas dadas a otros chicos y despus difundirlas por el Internet.

Dar empujones, manotazos, pelearse o pegarle, vejaciones, robo, agresiones, persecuciones, etc.

Los hijos que sufren el Bullying (2 Parte)

En caso de agresiones graves o reiterativas, avisar inmediatamente a los padres maestros o tutores, sin esperar a que el nivel de dao u hostigamiento sea grande. Cuanto antes lo diga, antes encontrar las soluciones para terminar con el problema.

Los testigos, en ningn caso reirn las gracias de los agresores y hablaran con el compaero acosado, para consolarle e intentar que cuente su versin de los hechos pasados, los presentes y los miedos futuros de repeticin.

Cuanto antes pueda, que intenten encontrar el momento adecuado para pedir ayuda y orientacin a los padres, maestros y tutores e incluso a algn buen amigo. No es ninguna vergenza pedir ayuda, pues los jvenes deben entender que solos, no puedan hacer frente al acoso reiterado de un grupo de compaeros. Si hablan le escucharn.

Los padres deben ensear a los hijos, a que busquen un momento tranquilo para contar los hechos, emociones, sentimientos, inquietudes, miedos, etc. y los deseos de solicitar ayuda. Nunca demostrando ante los acosadores, que est en inferioridad frente a ellos.


Pedir a los padres, maestros, tutores o amigos, discrecin total y la ayuda para trazar un plan y la forma de irlo cumpliendo y midiendo los resultados que permitan salir del problema del maltrato recibido. Todos van a ayudar, pues nadie quiere que los dems sufran, por las agresiones de unos pocos.

Evitar andar en solitario y buscar proteccin en otros compaeros, con quien relacionarse.

Pedirle al maestro que ayude a los alumnos, a crear un cdigo de conducta y respetos entre los alumnos de obligado o voluntario cumplimiento, que fomente el que sean crticos con este grave problema, no permitiendo las bromas pesadas o agresiones y no callndose cuando lo vean.

Proponer al maestro que se discuta en profundidad este tema, con todas sus caractersticas y pedirle la creacin de un grupo de voluntarios, que ayuden a las posibles vctimas y que controlen a los agresores en las distintas formas de cada caso. Diseando unas estrategias para ayudar, sin tener que enfrentarse frontalmente con los agresores.

Pensar que nadie tiene derecho a tratarte mal, de forma reiterada y con intencin de hacerte dao, Manteniendo la firme conviccin de que la vala personal, es equivalente a la de cualquier otra persona.

Intentar no mostrar miedo y tomar las acciones necesarias, para auto respetarse.

Comunicar inmediatamente la situacin y los sentimientos internos, a alguien en quien pueda confiar y que pueda ayudar a buscar soluciones. Lo mejor es hacerlo rpidamente a los padres, maestros y tutores, para que se trate annimamente, el problema de la falta de convivencia en la escuela o en el lugar donde se producen los hechos.

El silencio ante el acoso, siempre es interpretado como aprobacin, aunque algunos agredidos o testigos, se auto justifiquen por el miedo a que si dicen alg,o se pueden ver convertidos tambin en acosados.


Revisar las cosas que dice o hace, que pudieran irritar a los compaeros o amigos, para intentar cambiarlas. Procurando definirlas concretamente, las que sean susceptibles de cambiar y practicando, otras formas de comunicacin, ante situaciones concretas.

Los padres tienen que ensear a sus hijos, que puede haber personas que se sientan culpables por ser diferentes fsicamente, porque son gordos, delgados, bajos, altos, o porque son de otra raza, pas, religin, hablan otro idioma, pero que todos tenemos derecho a nuestra propia dignidad personal y nadie debe ofender a otro, por sus signos externos o por sus diferencias.

Los padres deben ensear a los hijos, cuales son los primeros sntomas del acoso u hostigamiento y a que tengan los odos y los ojos muy alertas, para distinguir sus primeros signos.

Los hijos que practican el Bullying (2 Parte)

Son personas tiranas, intransigentes, especmenes de dspota, que practican continuamente el culto a la ley del ms fuerte y solamente aceptan a los que son como ellos.

Mantienen una imagen dura y agresiva, que suele ser reflejo de los problemas o comportamiento agresivo de su entorno familiar, falta de control personal, inseguridad, complejo de inferioridad y querer demostrar dureza ante los dems, incluso haciendo sentirse culpables a los padres, mediante comparaciones con otros nios o constantes quejas, de no ser queridos o no haber recibido suficientes satisfacciones.

Se suelen amparar en grupos para atacar o a travs del anonimato, con la intencin de originar dao y sufrimiento. Siempre hay un lder, al que acompaan otros jvenes que le arropan, ren sus maldades y consienten sus actuaciones perversas.


Sienten placer por el dao que han hecho, as se demuestran que son ms fuertes y que pueden humillar con facilidad y son incapaces de sentir compasin, por los que han hecho sufrir y nunca se ponen en la situacin del agredido. Necesitan contarlo al mayor nmero de personas, para sentir realizada su maldad.

Los agresores alegan en su defensa, que lo que han hecho era una broma, que son cosas normales entre amigos y que no tienen la importancia que le estn dando, y que el que ha protestado, lo ha hecho porque es un chivato

A los agresores no les han ensenado a resolver, sin aplicar violencia, sus reacciones agresivas, como lo hacen en similares circunstancias, otras personas que han sido bien formadas, que no temen asumir, tarde o temprano, las consecuencias de la agresin.

Los padres, maestros y tutores deben ensear a los jvenes, tcnicas de autocontrol de la ira, para utilizarlas en los momentos difciles, tanto a los que agreden como a los agredidos.

Los padres de hijos agresores, deben aconsejarles y ayudarles, a que busquen nuevas amistades, que no les animen o consientan que les afloren o que se refuercen, las tendencias violentas.

Los hijos que ven el acoso escolar o Bullying

Cuando los hijos ven un maltrato fsico, verbal o psicolgico, de forma continuada, inmediatamente deben ponerlo en conocimiento de los padres o del maestro, para evitar que el acosador se crezca en el abuso, se sienta cada vez ms fuerte ante los dems y quiera demostrase a si mismo que es importante, popular y poderoso, hasta sentir que los compaeros le tengan miedo, y pueda convertirse en el matn o en los matones de la clase o del barrio.

Frases

1. El hijo aprende ms de lo que los padres hacen, que de lo que dicen.

2. Los hijos son una recompensa o un castigo para los padres, segn la educacin que reciban.

3. Si alguno dice amo a Dios y odia a su hermano, es un mentiroso; porque quien no ama a su hermano a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve.

4. El odio es la clera de los dbiles y la venganza de los cobardes.

5. No por ser muy buena persona, debe eludir la sospecha y la accin contra las maldades ajenas.

6. Las personas que permiten las maldades, son iguales que las que las realizan.

7. Muchas malas acciones estn razonadas y justificadas con pretextos.

8. La naturaleza humana es buena y la maldad antinatural.

9. Nada envilece ms a un hombre, como el odio a alguien.

10. El nio sin disciplinar, se comporta como una bestia spera, astuta e insolente.



Si tiene algn comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artculos complementarios, visite www.micumbre.com

Recomindanos a tus amigos
http://es.catholic.net/recomiendanos/