.
¿Doy la mano o meto el pie?
Escritores Actuales /Talentos Trabajando

Por: Daniela Sandí Torres. | Fuente: Catholic.net

Hey, hola.

Ando con dos ideas dando vueltas en la cabeza, y me gustaría compartirlas por acá, prometo ser breve, sé que la semana está iniciando y no hay mucho tiempo para andar leyendo.

Les cuento; en los últimos días he pensado sobre qué es lo que me da miedo en la vida; creo que todos, o la mayoría; caminamos con temor a algo, pequeño o grande, pero siempre tenemos algo por ahí dando vueltas.

Resulta que descubrí que me da miedo pasar por la vida y no dejar huella; ajá, me explico; me da un temor horrible ser tan “inservible” como para no dejar una huella positiva en los demás; me da miedo andar por la vida siendo egoísta y no pensar un poco en lo demás, y créanme que constantemente esa es mi lucha, dejar el egoísmo y la “mente cuadrada” de lado; recordar que no estoy sola en el mundo, que hay personas a mi alrededor con necesidades y que quizás yo pueda hacer algo para ayudar.

Eso por un lado; lo otro es que mientras estaba en misa este fin de semana, el sacerdote “por casualidad” más o menos tocó el tema, de hecho; él lanzaba la pregunta sobre cómo estamos viviendo, que si somos una mano que ayuda a otras personas a levantarse, o si más bien andamos por la vida “metiendo el pie” o siendo “serrucha pisos”; y entonces citó una frase, que la verdad me revolvió el alma porque hace muchos años la había escuchado y ahora toma mayor sentido:

“Quien no vive para servir, no sirve para vivir”

Les confieso que me dio escalofríos cuando lo dijo; porque me hizo pensar con mayor intensidad en mi temor, me hizo pensar en qué estoy haciendo para ayudar a los demás, para poder dejar una huella de amor en el mundo y no una cicatriz que refleje dolor.

En fin, prometí ser breve (creo que lo logré), termino con estas preguntas, por si se las quieren hacer durante esta semana:

¿Vos a qué le tenés miedo? Y creo que todavía más importante, ¿Luchás para vencer ese miedo? Creo que luchar por vencer un miedo podría hacernos mejor persona, nos llevaría a esforzarnos; a no quedarnos en una zona de confort.

¿Le das la mano a otros cuando se caen? ¿Los ayudás a levantarse? ¿O más bien sos el causante de que otros caigan?

¿Dejás huella o dejás cicatriz?

 


En  A contra corriente puedes encontrar más articulos de Daniela Sandí