Menu


Congregación para la Doctrina de la Fe
Difundir la sólida doctrina y defender aquellos puntos de la tradición cristiana que parecen estar en peligro, como consecuencia de doctrinas nuevas no aceptables


Por: www.vatican.va | Fuente: Vatican.va



  • Presidida por el Prefecto: Arzobispo emérito de San Francisco (EE UU) William Joseph Levada


  • Asistido por el Secretario: Arzobispo Angelo Amato, S.D.B.


  • Asistido por el Subsecretario: Padre Joseph Augustine Di Noia, O.P. .


  • Asistido por el Promotor de Justicia: Mons. Charles Scicluna


  • La función propia de la Congregación para la Doctrina de la Fe es promover y salvaguardar la doctrina de la fe y la moral en todo el mundo católico; por tanto le corresponden las cosas que de alguna manera afectan a estas cuestiones. Para cumplir con la función de promover la doctrina, fomenta los estudios para que pueda crecer la comprensión de la fe y se pueda preparar una respuesta a la luz de la fe para las nuevas cuestiones que se suscitan por el desarrollo de la ciencia y la cultura humana. Es un auxilio para los obispos, tanto individualmente como reunidos en asambleas, en el ejercicio tanto de la función por la que están constituidos como maestros y doctores auténticos de la fe como por el encargo que tienen de salvaguardar y promover la integridad de esa fe. Esta Sagrada Congregación reprueba las doctrinas opuestas a los principios de la fe después de haber oído a los obispos interesados de una región. Estudia los libros relacionados con ella y, si es necesario, los reprueba después de que se ha oído al autor y ha tenido oportunidad de defenderse y después de que el Ordinario ha sido prevenido. También examina cualquier cosa que se refiera al “privilegio de la fe” tanto de derecho como de hecho. Es competente para dictar sentencia sobre errores de fe según las normas de un proceso ordinario. Salvaguarda la dignidad del sacramento de la Penitencia. La Congregación procede administrativa o judicialmente según la naturaleza de la cuestión a tratar.

    La Congregación para la Doctrina de la Fe, originalmente llamada Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisición, fue fundada por Pablo III en 1542 con la Constitución "Licet ab initio", para defender a la Iglesia de las herejías. Es la más antigua de las nueve Congregaciones de la Curia.

    En 1908, el Papa San Pío X cambió su nombre por el de Sagrada Congregación del Santo Oficio. Finalmente, en 1965, recibió el nombre actual bajo el Pontificado de Pablo VI. Hoy, según el Artículo 48 de la Constitución Apostólica sobre la Curia Romana "Pastor bonus", promulgada por el Santo Padre Juan Pablo II el 28 de junio de 1988, «la tarea propia de la Congregación para la Doctrina de la Fe es promover y tutelar la doctrina de la fe y la moral en todo el mundo católico. Por esta razón, todo aquello que, de alguna manera toca este tema, cae bajo su competencia».

    La Congregación está formada actualmente por 23 Miembros —Cardenales, Arzobispos y Obispos— y está presidida por el Arzobispo emérito de San Francisco (EE UU) William Joseph Levada. Cada dos años la Congregación celebra su Asamblea Plenaria.

    El Secretario del Dicasterio es S.E. Mons. Angelo Amato, S.D.B., el Subsecretario el P. Joseph Augustine Di Noia, O.P. y el Promotor de Justicia Mons. Charles Scicluna. De acuerdo con sus diversas competencias, la Congregación tiene tres secciones distintas: la sección doctrinal, la disciplinar y la matrimonial; en ellas presta servicio un equipo de 37 personas. El Dicasterio dispone además de un Colegio de 33 Consultores. Todas las semanas —normalmente los viernes— se celebran reuniones en las que participan sus Oficiales y Consultores.

    La Congregación, en conformidad con su razón de ser, promueve colegialmente encuentros e iniciativas para «difundir la sólida doctrina y defender aquellos puntos de la tradición cristiana que parecen estar en peligro, como consecuencia de doctrinas nuevas no aceptables».

    Cuando los Obispos vienen a Roma para realizar su visita "ad limina" cada cinco años, pasan por la Congregación para la Doctrina de la Fe, y también por otros dicasterios de la Curia Romana, «para intercambiar información y preocupaciones recíprocas».

    Se da también una amplia colaboración con la Pontificia Comisión Bíblica y la Comisión Teológica Internacional, ambas presididas por el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En las oficinas del Dicasterio tiene su sede también la Secretaría de la Comisión Interdicasterial para el Catecismo de la Iglesia Católica, cuyo Presidente es el Prefecto de la misma Congregación.

    Desde hace unos años, la Congregación, en colaboración con la Librería Editora Vaticana, publica sus documentos en la Colección "Documenti e Studi".







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Más información aquí