Menu


La herencia del Sínodo
¿Cuáles son las principales indicaciones que ha dado el sínodo? ¿Cuáles son las líneas maestras que hacen posible ponerlo en práctica?


Por: Sandro Magister | Fuente: chiesa.espresso.repubblica.it



A siete semanas de su clausura, parece que casi no ha dejado huellas el sínodo de los obispos, celebrado en Roma en octubre sobre "La Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia".

Las 55 propuestas finales han sido entregadas al Papa y él dispondrá darles difusión, a través de la exhortación post-sinodal que promulgará dentro de un año o tal vez más.

En cuanto al mensaje dirigido desde el sínodo al "pueblo de Dios" al término de las deliberaciones, ha caído rápidamente en el olvido. A diferencia de los mensajes finales de los sínodos anteriores, éste fue escrito con un estilo más comunicativo. Ponía de manifiesto la sabia mano de su principal redactor, el arzobispo Gianfranco Ravasi, presidente del consejo pontificio para la cultura y biblista de fama mundial. Pero su longitud desproporcionada ha hecho difícil su difusión por parte de los medios de comunicación católicos de todo el mundo. Es eso lo que ha impedido que se convirtiese en objeto de lectura y de reflexión por parte de un consistente número de obispos, sacerdotes y fieles.

Pero esto no impide que el sínodo que se celebró en octubre pasado sobre la Palabra de Dios pueda tener efectos importantes y de larga duración sobre la vida de la Iglesia, si los casi 250 obispos que han participado saben recoger las indicaciones y participarlas a los respectivos episcopados e Iglesias de cada nación.

Pero, justamente, ¿cuáles son las principales indicaciones que ha dado el sínodo? ¿Cuáles son las líneas maestras que hacen posible ponerlo en práctica?

Sobre el sínodo se ha escrito mucho. Pero han sido escasas las valoraciones sintéticas. Aquí, a continuación, publicamos una de las más interesantes y agudas. Apareció en "L´Osservatore Romano" del 27 de noviembre, redactada no por un padre sinodal, sino por un observador externo, profesor de teología en el Boston College, sacerdote de la diócesis de Nueva York, el padre Robert Imbelli.

Las tres o cuatro cosas fuertes que el sínodo sobre la "Palabra de Dios" ha dejado en herencia según el balance del sínodo en la libreta de este observador especial, el P. Imbelli, son:
 

  • La primera es que el cristianismo no es una "religión del libro", sino que se identifica con una persona.
  • La segunda es que la Biblia no es solamente pasado, sino que también es presente y futuro.
  • La tercera es que la exégesis no puede prescindir de la teología, y viceversa.

A lo largo del sínodo, el padre Imbelli se hospedó en Roma, en el Colegio Capranica, razón por la cual pudo encontrarse cotidianamente con varios padres sinodales y seguir los trabajos.

El 14 de octubre tuvo también la posibilidad de ingresar al aula sinodal y asistir a una sesión. Afortunada circunstancia, ya que ése fue el día en el que Benedicto XVI tomó la palabra, pronunciando una intervención de extraordinaria importancia.
 

He aquí entonces el texto completo de lo que nuestro observador ha recogido de su estadía en Roma:
Reflexiones sobre el Sínodo












Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Más información aquí