Menu


«Avatar» y nuestra «civilizada» mentalidad
Es una pelicula que puede dar pie a una auto-critica seria de los principios que hemos aceptado por la influencia de la mentalidad actualmente dominante y no por la solidez de sus argumentos.


Por: P. Daniel Ceratto | Fuente: Centro de la Familia en St. Petersburgo



“Avatar” y nuestra “civilizada” mentalidad
Sobre la calidad tecnica y aspectos varios de lo que ha representado para el mundo del cine esta película creo que ya hay mucho escrito. Me ha parecido util compartir mis impresiones sobre algunas ideas buenas que parecieran expresar los personajes. Como nadie sale de ver una película sin haber adquirido algo bueno o malo, consciente o inconscientemente, con algunas peliculas es conveniente gastar un poco de tiempo, para tomar empuje a partir de ella y llegar a juzgar, quizás con otros ojos, la realidad en la que vivimos.

Se trata de la película más taquillera de la historia del cine, superando incluso a Titanic. ¿A que se debe que esta pelicula haya conquistado a miles y miles? Si se navega un poco por la web leyendo los innumerables comentarios en sitios y blogs parece que la pelicula ha complacido, y no sólo por su calidad tecnica o sus efectos tridimensionales. En cualquier foro, no faltan las opiniones éticas y comparaciones con la realidad actual de nuestro mundo. Entonces, me parece oportuno preguntarse cuál es el contenido que ha producido esta generalizada aceptación y aprobación? ¿Qué es aquello que ha satisfecho más alla de lo estético?

Pienso que para el hombre y la mujer de hoy, apartarse por unas horas del mundo, refugiandose en una sala de cine y entrar en otro mundo como el que Avatar propone, deja al menos por un breve tiempo una sensación de calma ante una ansiedad, o mas bien ante una profunda sed interior que sufre el ser humano del siglo XXI.
Avatar, en la figura del Coronel Quaritch y sus seguidores muestra la ambición desmedida del hombre moderno del progreso, despreciador de toda ética humana, y de todo limite en la investigación.

Ciertas ideas parecieran claras en la mente de Jake luego que ha conocido el mundo de los Na’vi, ante todo una visión etica: que esa misión no es buena, pues no representa en absoluto un progreso. Aunque se encontrara el metal más precisoso, eso no justificaría la eliminación de una parte de ese mundo que funciona como debe, si bien esto no coincide con las ideas que crean los hombres de una cierta ciencia.

Lo que deja satisfecho al espectador es ver, al menos en ficción, un mundo natural, como debería ser, como espontaneamente se siente desear. Toda la pelicula muestra en contraste el activismo poco humano y ambicioso de la base de los humanos y la armonia que reina en el mundo de los Na´vi . Esa armonía es la que cautiva al espectador. Dicha armonia no está en contradicción con la libertad y otros valores que reinan en ese mundo, por el contrario, es precisamente ese orden ya establecido por Alguien superior, lo que les permite vivir y disfrutar y crecer.

El mundo que Avatar muestra es un mundo creado por alguien superior, es decir, la raza humanoide es sólo custodio y administradora de una naturaleza que le ha sido dada. En el mundo de los Na´vi se sabe valorar este don y se respeta hasta las ultimas consecuencias.
Otra caracteristica, que pienso, cautiva al espectador es la paz que reina en ese otro mundo. Esa paz es fruto de la armonía que se da cuando hay respeto por la naturaleza y sus leyes. Significativo es que entre los Na´vi no existe la guerra, y pareciera que en el arte de la guerra ellos no han gastado sus dotes intelectuales, simplemente no ha sido necesario. Al contrario de los humanos, ellos se deleitan y han aprendido una ciencia mucho más superior: el saber gozar de la naturaleza.

No deja de ser un reproche a la mentalidad que se respira dia a día: la mentalidad utilitarista, que no sabe gozar, sino sólo usar y abusar de las cosas, y lo que es peor, también de las personas.
Jake es un personaje atractivo sobre todo por su valentía, a veces, hasta ingenua e infantil. Es como una ironía a la cobardía generalizada del hombre “politicamente correcto” que no se anima a vivir un estilo de vida “contra corriente” original y propio. No deja de ser un detalle significativo que Jake sea parapléjico, lo cual muestra su fuerza de voluntad y su virtud madurada a lo largo de la vida.

Luego de sentir la capacidad de destrucción que posee el hombre, el espectador espera solamente el triunfo, y este se dá no sin grandes sacrificios. Otra ley de la vida que poco se pregona y que la educación ha olvidado. Qué hubiera sido de Avatar, sin ese triunfo, en definitiva no del hombre, (ni de los alienigenas) sino de alguien superior, que puede actuar cuando y como quiere. Alguien representado en Eva que es madre y fuente de la vida que fluye en cada ser.

Otra sed que por momentos y talvez sólo emocionalmente el espectador ve calmada es la del deseo de amor auténtico. La pelicula hubiera abandonado su línea si mostrara un orden con individuos de un solo sexo. La pareja de Jake y Neytiri, hombre-mujer según un orden natural no hubiera suscitado auténticas emociones si se hubiera tratado de una pareja según los valores, o mejor dicho anti-valores que hoy más se promocionan. Las escenas no muestran otra cosa que lo evidente y natural, eso que hoy es tan cuestionado!

Se muestra no un amor a prueba, sino un amor sin límites, se muestra el valor del dificil y doloroso perdón pedido y recibido, y el amor se expresa en varias escenas, ninguna de las cuales, felizmente, lo reduce a un placer sexual, sino más bien a un proyecto de vida.

La referencia continua a una guia sobrenatural, que se revela, se expresa, da signos de aprobación o desaprobación y el respeto por “lo divino” que se traduce en ritos, aún para sellar un auténtico amor, (el de Jake y Neytiri) no deja de ser una parte significativa del orden que muestra ese mundo que desearíamos. En ese mundo, las decisiones naturales divinas y sus leyes no son cuestionadas por nadie, aún cuando les acarreó terribles males.

La figura paterna y materna se ven bien representadas (Eytukan y Mo’at) con la natural comprensión femenina de la madre al aceptar a un extraño por pedido de su hija, como también su gesto de misericordia e intercesión por el pueblo al liberar a Jake.
Avatar presenta al espectador la posibilidad de un mundo mejor, pero regido por otros canones que están en contradicción con los que actualmente la mayoría se mueve. En este sentido, es una pelicula que puede dar pie a una auto-critica seria de los principios que hemos aceptado por la influencia de la mentalidad actualmente dominante y no por la solidez de sus argumentos.

Y hablando de solidez de argumentos, pienso que aunque James Cameron, quizás para estar a la moda y obtener el exito, haya preferido recurrir a ideas panteístas e hinduistas, eso no obstaculiza, al ver la pelicula, que reforcemos la visión, ciertamente más fundamentada, de un Dios Creador, como lo afirma el cristianismo.

Creo que por el contrario, ayuda a ver un orden maravilloso y real ya establecido, con leyes precisas no sólo en la naturaleza animal y vegetal, sino en grado superior, en el hombre mismo, en su interior, en su conciencia. También en su relación con las demás personas y en su natural complementariedad de sexos. Para cualquier hombre, ir contra ese orden establecido es inevitablemente su destrucción interior y personal. Y eso, necesariamente, se reflejará en la sociedad.

Comentarios al autor: CLICK AQUÍ







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |