Menu


Un semidios al rescate de Zeus
Óscar Islas nos ofrece un análisis de la cinta furia de Titanes 2


Por: Óscar Islas | Fuente: Yoinfluyo.com



Diez años después de los eventos narrados en "Furia De Titanes" ("The Clash of the Titans" (2010), Perseo (Sam Worthington) sigue sin aceptar su condición de semidios. Pero el desenlace del más reciente conflicto entre su padre, Zeus (Liam Neeson), cuyos poderes se están debilitando por la falta de fe de los hombres, y Hades (Ralph Fiennes), su hermano, puede significar el fin del mundo que él espera heredar a su hijo de 10 años, así que decide intervenir.


Esta secuela, ahora sí apropiadamente titulada, "Furia de Titanes 2" ("Wrath of the Titans"), no intenta inspirarse en un mito griego, y no es más que una película de acción y aventura que utiliza algunas de sus referencias y los nombres de sus personajes; mientras a otros da un nombre latino (¡!).

Todo ello para contar una mezcla entre "Los Inmortales" ("Immortals", 2011), que apenas vimos hace tres meses, inspirada a su vez en esta franquicia y la supuesta profecía Maya sobre el fin del mundo.

Worthington, pasado de peso, parece divertirse y hace su trabajo apenas un poco mejor que en la ocasión anterior. Por su parte, los personajes de Neeson y Fiennes ahora tienen más que hacer, pero los papeles no requieren de ellos esfuerzo alguno.

Las criaturas que aparecen están muy bien realizadas, especialmente Kronos, que inmediatamente da al espectador la sensación de estar viendo un volcán viviente, y por supuesto, a Pegaso. En general los efectos digitales son más sobrios y están también mejor logrados, y todo luce gracias a la fotografía e iluminación utilizados, lo que hace innecesario pagar el sobreprecio de la versión en 3D, que fue realizada en postproducción y acaba pareciendo que sólo los subtítulos están resaltados.

Sin embargo, el problema principal de la historia es el argumento. No sólo hay cabos sueltos, sino que la trama avanza casi únicamente por los eventos, pero no hay desarrollo de los personajes.

Con todo, la cinta destaca valores como la familia, el amor filial, la perseverancia, el perdón, el sacrificio por los demás y por el bien mayor.

Quizá lo más rescatable es un subtexto que debe resonar en nuestra realidad contemporánea: se nos dice que los dioses de esta historia están perdiendo su poder porque los humanos ya no rezan. Simplemente han dejado de creer, aun cuando son testigos de prodigios y experiencias sobrenaturales frecuentes, incluyendo a varios semidioses que viven entre ellos.

La cinta no aspira a nada más que entretener, lo cual consigue sin ser extraordinaria, pero el tema es un tanto sombrío, pues se enfoca en el conflicto entre padres e hijos, y por tanto es difícil para los niños más pequeños. No obstante, no podemos perder de vista que pudo haber sido peor.

Con "Furia de Titanes 2" los realizadores demuestran que se puede producir una película de acción para adolescentes y adultos sin necesidad de lenguaje vulgar o sexo, siempre innecesarios para un buen cineasta.

Y la decisión del espectador en la taquilla también puede ser peor. Por lo menos en esta película podrá ver lo que sucedería si Qui-Gon Jinn y Valdemoro unieran fuerzas...

¡Ah!, y los admiradores de la cinta original y del trabajo de Raí Harryhausen en la versión de 1984, sonreirán al ver al búho mecánico aparecer brevemente.

Clasificación B: (Estados Unidos: PG-13, adolescentes y adultos)
Escenas de acción y violencia fantásticas intensas, que pueden afectar a los niños más pequeños. ¡No hay lenguaje vulgar!

Frases Memorables:
"Si tienes poder, tienes una obligación".

"Los humanos esperamos cuando no hay esperanza. Creemos cuando creer es estúpido. Y a veces, cuando las cosas se ven más lúgubres, vencemos".

"Se agotó todo mi poder. ¿Quién sabe? Tal vez sea más fuerte sin él".







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |