Menu


La trascendencia del hombre llevada a la pantalla: Llega la II Semana de Cine Espiritual
Bajo el lema Los iconos de la bondad, el pionero ciclo de filmes organizado por el Arzobispado de Barcelona se proyecta del 7 al 13 de noviembre en la capital catalana y pretende extenderse a toda España.


Por: Víctor Ruiz | Fuente: Forumlibertas.com - Fluvium.org



        La búsqueda de la trascendencia por parte del hombre, con el lema Los iconos de la bondad, es el eje central de la II Semana de Cine Espiritual que se celebra en Barcelona del 7 al 13 de noviembre y que está organizada por la Delegación de Medios de Comunicación del Arzobispado de la capital catalana.

La pionera iniciativa aspira a extenderse a todo el territorio nacional, según ha manifestado el departamento de Cine de la Conferencia Episcopal Española.

        El proyecto de realizar la Semana de Cine Espiritual, cuyas proyecciones tienen lugar en la sala de cine de la sede social Els Lluïsos d’Horta, nació por la motivación de un grupo de profesores de teología, de comunicación audiovisual, educadores, aficionados al cine, miembros de asociaciones culturales y representantes de empresas del sector. Els Lluïsos d’Horta se corresponde con el tradicional cine de barrio impulsado por instituciones de inspiración cristiana.

        En esta iniciativa, dirigida por el sacerdote Peio Sánchez, colaboran también la Generalitat de Cataluña, a través del Departamento de la Presidencia de la Dirección General de Asuntos Religiosos; La Universidad Abat Oliba-CEU; así como las empresas Image Film y Filmas.

Cartelera de lujo:

        Las proyecciones que se realizan, en sesiones abiertas y para jóvenes, en la II Semana de Cine Espiritual, cuya sinopsis completa y horarios se pueden consultar en la web de la organización, son de auténtico lujo. Directores como Steven Spielberg, Manuel d’Oliveira, Lars von Trier, Wim Wenders y Terry George, entre otros, figuran en la programación.

Una película hablada:

        El filme de Manuel d’Oliveira Una película hablada (2003), arranca en Lisboa, con Rosa María, profesora de historia en la Universidad, que se embarca con su hija Maria Joana en un crucero con destino a Bombay, donde debe encontrarse con su marido Pedro, piloto de aviación. La mujer aprovecha el viaje para mostrar a su hija los fundamentos culturales de la civilización que hereda. Así Marsella, Pompeya, Atenas, Estambul y El Cairo serán etapas de este itinerario iniciático de la joven María Joana.

Tres colores: Rojo:

        De la trilogía de colores realizada por Krzysztof Kieslowski, Rojo (1994) es la escogida para proyectarse en este certamen y explica la siguiente historia: Valentine, modelo fotográfica y estudiante de veintitrés años, vive sola en Ginebra. Su novio, un personaje celoso, le llama frecuentemente desde Londres donde trabaja. Una tarde, atropella a una perra, lo que le lleva a la casa su dueño, un juez retirado. Con sus 65 años es un extraño personaje, silencioso y cuya actividad principal es la escucha telefónica de sus vecinos. A pesar de su indiferencia por la suerte de su perra, sin embargo, se siente interesado por la ingenuidad y amabilidad de Valentina. El sufrimiento, el amor y la amistad están presentes en el filme.

Bailar en la oscuridad:

        Este filme musical de Lars von Trier del 2000, que obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cannes, combina el género melodramático con el documental. La cantante Björk encarna a Selma, una madre soltera, emigrante checa y aficionada al musical de Hollywood que vive en Estados Unidos. Trabaja como obrera en un taller y hace horas extras para lograr su objetivo: ahorrar el dinero que vale la operación de su hijo, que puede perder la vista.

El hombre sin pasado:

        Aki Kaurismäki nos cuenta en su película (2002) la historia de un hombre que ha viajado a Helsinki buscando trabajo, es asaltado, golpeado y como resultado pierde la memoria, teniendo que continuar su vida a partir de cero. Es verdaderamente un sin papeles, ya que le han quitado todo y nada recuerda.Desde la periferia de la ciudad se va topando con los marginados que le acogen y le ofrecen su ayuda. Entre ellos un grupo del Ejército de Salvación y con ellos Irma, una simpática y austera voluntaria. Allí emergerá un hombre con fuerza interior y ganas de salir adelante. Mientras los mecanismos sociales le pondrán en dificultades, su ausencia de papeles le impide trabajar, abrir una cuenta bancaria y llega incluso a ser detenido por la policía. Su posterior identificación le permitirá reconciliarse con su pasado y sugerentemente seguir su nueva y “prometedora” existencia.

Tierra de abundancia:

        En este filme de Wim Wenders, realizado en 2004, se cuenta que Paul participó en la guerra de Vietnam, de ella le queda una enfermedad obsesiva por salvar a su país de la amenaza terrorista. Por eso, recorre Los Ángeles son su furgoneta equipada para vigilar cualquier movimiento que detecte cuando la amenaza islámica va a llevar a cabo su próximo atentado. Paralelamente, su joven sobrina Lana, la cual no le conoce, vuelve a su país para saber cuál son sus orígenes. Solidaria y cristiana ha recorrido el mundo, acompañando a sus padres, en distintas misiones humanitarias. Cuando el atentado de la Torres Gemelas se encontraba en Palestina y vio con asombro como los jóvenes, sus amigos, salían a la calle para festejarlo. Entonces tomó la decisión de volver a su país. Quería comprender. Además su madre, recién fallecida, le ha encomendado una carta póstuma que ha de entregar a su tío. El asesinato de un joven árabe en la misma calle les une a los dos.

Hotel Rwanda:

        En el año 1994 en Kigali, capital de Ruanda, tiene lugar una sangrienta guerra civil. Los fanáticos de la étnia Hutu masacran a sus vecinos, los Tutti, aunque los Hutus moderados intentan interponerse en su camino. En casi cien días de revuelta murieron casi un millón de personas. Con la intención de detener estas atrocidades, Paul Rusesabagina, director de un elegante hotel Mille Hollines, acoge en el edificio a un numeroso grupo de refugiados amenazados de muerte. La película de Terry George, de 2004, narra el coraje de este hombre que defiende a su familia, a su esposa, que es tutsi, a sus vecinos y salva de una muerte segura a un importante número de personas.

El sabor de las cerezas:

        Abbas Kiarostami nos narra en El sabor de las cerezas (1997) lo siguiente: Teherán, años 90, Badii, un hombre de unos cincuenta años, viaja en un todo terreno por las colinas de las afueras de la capital, con un propósito claro: suicidarse. A tal fin, entrará en contacto con un soldado kurdo, un seminarista afgano y un taxidermista iraní, sucesivamente, para que le entierren. Este último, viejo empleado del Museo de Historia Natural, intentará convencerle de que desista, pero le promete que si decide quitarse la vida, le dará sepultura. El final queda abierto.

Los chicos del coro:

        Sinopsis de este filme (2004) de Christophe Barratier: Francia, 1949. Clément Mathieu, profesor de música, llega a un Centro Educativo de Protección de Menores conocido como “El fondo del estanque”. El director Rachin, siempre enfadado e irascible, basa su pedagogía en la “Acción-Reacción”. En este clima de castigos el diálogo con los chicos es imposible. Sin embargo, Mathieu da un giro a la situación con su carácter comprensivo y su sentido del humor. A través de la música irá formando un coro que poco a poco irá transformando a los jóvenes y el clima del centro. Sin embargo, un día cuando todos están fuera, se declara un incendio en la escuela. No hay víctimas, pero Mathieu es acusado de negligencia y despedido. En el momento de subir al autobús lleva de la mano al pequeño Pepiton. Será él mismo, de adulto, quien nos cuente esta vieja historia.

La terminal:

        Steven Spielberg nos cuenta en La terminal (2004) la historia de Víctor Navorski, un visitante que llega a Nueva York desde el este de Europa, cuyo país se encuentra en pleno golpe de militar cuando llega a Estados Unidos. Una vez en el aeropuerto John F. Kennedy, con un pasaporte desconocido, no está autorizado para ingresar al país y debe improvisar sus días y noches en las salas de espera de la terminal hasta que la guerra en su país acabe. Mientras las semanas y meses pasan, Víctor descubre el curioso universo que transcurre en la terminal, un mundo tan complejo como absurdo, donde existe ambición, generosidad, diversión, posición social y hasta romance con una azafata llamada Amelia.

Together:

        La película (2003) de Chen Kaige explica como, a sus trece años, Chun tiene una habilidad natural para tocar el violín que viene desarrollando desde los cinco años. Su padre Chen es un modesto cocinero, y ve llegado el momento de trasladarse con su hijo a Pekín, para así poder concursar para el ingreso en una famosa escuela musical. Con el traslado, Chun pasa de la China rural al ruidoso y moderno Pekín. Allí su vida cambiará coincidiendo con su adolescencia. Entrará como alumno de un virtuoso y marginado maestro que cree en el arte y le educa en el sacrificio y la austeridad. A la vez entrará en relación con Lilí, una joven bastante mayor que la que vive en medio del consumo y de la que se enamorará. Y de fondo está la fidelidad constante hasta la ingenuidad del buen Chen.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |