Menu


Guadalupe
Antonio Aldrette, nos ofrece una interesante reflexión sobre la cinta Guadalupe


Por: Antonio Aldrette, L.C. | Fuente: www.buenas-noticias.org



Dos arqueólogos e historiadores españoles deciden investigar qué hay detrás de la “Aparición de la Virgen de Guadalupe”. Los dos científicos, que además son hermanos, jamás imaginaron que esta investigación cambiaría radicalmente y para siempre sus vidas.

La película “Guadalupe” ( http://www.guadalupelapelicula.com ) aborda el tema de los misterios que para la ciencia representa la “Tilma” (en Náhuatl, lengua de los aztecas) o manto en el que hace 475 años la Virgen María dejó estampada su imagen a un indígena llamado Juan Diego. La cinta se estrenará el próximo 24 de noviembre en México y a partir del 8 de diciembre en Estados Unidos.

¿Cómo es posible que la Tilma hecha de fibras vegetales se conserve intacta hasta el día de hoy? ¿Quiénes son las personas que aparecen reflejadas en las pupilas de la imagen como si fuese una fotografía?; ¿qué tipo de pintura desconocida se usó para estampar esa imagen, que ni los científicos de la NASA pudieron identificar…?

Después de 5 siglos los misterios de la imagen de la “Morenita del Tepeyac” -como cariñosamente le dicen los mexicanos- siguen más vivos que nunca. El director Santiago Parra bajo el sello “Dos Corazones Films” ha querido ofrecer una visión muy actual de estas sorprendentes apariciones. Situada en nuestros días, la película narra de manera ágil y con estilo casi detectivesco, los interrogantes que estos dos científicos se ven imposibilitados a resolver y cómo tienen que acudir a una fe que, hasta ese momento, estaba casi muerta en sus vidas.

Con un reparto de lujo: Pedro Armendáriz, Angélica Aragón, José Carlos Ruiz, Eric del Castillo, entre otros, el largometraje ofrece un sentido homenaje a la Virgen Morena en este año del jubileo por sus apariciones.

Hace casi 5 siglos en el Tepeyac, una colina situada a las afueras de la ciudad imperial “México-Tenochtitlán”, hoy Ciudad de México, la Virgen María se apareció en varias ocasiones al indio Juan Diego. El motivo: pedirle que fuese al obispo Fray Juan de Zumárraga, para pedirle de su parte que le fuese erigida una ermita en la cima del cerro.

Ante la negativa del obispo a dar crédito a las palabras de Juan Diego, la Virgen le ordena al indio que suba a la cima del cerro y corte rosas de castilla (lo cual era imposible pues era ya entrado el invierno: 12 de diciembre) y se las llevara a Zumárraga. Cuando hubo hecho todo cuanto la Virgen le dijo y se presentó al obispo, dejó caer las rosas de su manto y apareció la milagrosa imagen que hasta el día de hoy se venera en la Basílica del Tepeyac.

Una película que nos recuerda que hoy más que nunca tenemos una madre en el cielo que nos protege, tal y como la misma Virgen de Guadalupe cariñosamente inquirió Juan Diego: «¿No estoy yo aquí que soy tu Madre?»



Si quieres comunicarte con el autor, envía un mensaje a: buenasnoticias@arcol.org

Regala una suscripción totalmente gratis http://es.catholic.net/buenasnoticias/regalo.php

Suscríbete por primera vez a nuestros servicios
http://es.catholic.net/buenasnoticias>







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |