Menu


Fiesta de D. Bosco, patrono del cine; un hombre por los jóvenes
El P. Felipe Santos nos introduce a la vida del Santo patrono del cine y cómo es que éste alcanzó la santidad.


Por: P. Felipe Santos SDB | Fuente: .



El día 31 se celebra la fiesta de D. Bosco, patrono del cine, de la formación profesional, del ilusionismo y amigo de la juventud.

El fundador de la gran Familia Salesiana, tras 115 años de su muerte, sigue vivo en los miles y miles de personas que, imbuidas de su espíritu, siguen haciendo una inmensa labor educativa, social, misionera en todos los rincones del mundo.

Se ha visto hace pocos días. Toda esta familia salesiana ha aportado al desastre del maremoto 1.120.000 dólares para la reconstrucción de aquellas tierras de Tailandia, Sri Lanka e India construyendo 350 casitas con albañiles jóvenes formados por los salesianos, un camión cisterna para llevar agua, un camión volquete para sacar escombros, compra de redes de pesca, barcas, motores fuera borda y se están construyendo cuatro internados para 1300 niños.

El Espíritu Salesiano
El genio y el talante creativo de D. Bosco es un don del cielo para la sociedad, la Iglesia, los salesianos, los innumerables jóvenes a los que conoció personalmente y los millones que han seguido y siguen en estos años, esparcidos por toda la tierra.

Para todos es modelo, padre, fundador y maestro. Es para todos la autopista hacia la plenitud humana, porque, aunque se vivan hoy en circunstancias históricas muy parecidas a las suyas a las de su tiempo, sin embargo su imagen y proyecto de vida siguen vibrantes en la actualidad.

Es padre para muchos jóvenes que ayer y hoy no tienen a nadie a quien unirse. Lo es también para los salesianos que, a su lado y en su corazón, siguen viviendo con los jóvenes y la gente popular aportándoles un sentido a la existencia.

Su mismo Sistema Educativo le valió el aprecio de su tiempo y de hoy. Sus tres columnas de razón, religión y amor forman el edificio equilibrado de los jóvenes. “No con golpes, sino con amor se gana el corazón de los jóvenes. No basta con amar a los chicos y chicas, deben darse cuenta de esta realidad.

Entrega total a la juventud pobre y abandonada y a la clase popular
Este hombre “Quijote” se identificó tanto con la juventud que fundó para ellos los primeros contratos de trabajo y de las Cajas de Ahorros para que los empresarios no los engañaran. Se dio cuenta que el chico necesita divertirse. El mismo hacía ilusionismo, saltimbanqui, teatros, excursiones por los pueblos cercanos a Turín llevando el aire de la alegría, base de convivencia en sus colegios o casas. Tanto los quería que él mismo aprendió los oficios de carpintero, zapatero, mecánico y encuadernador. Y escribió entre libros y folletos nada menos que 10.000. Fue el fundador de la Formación Profesional, tan de moda en la Comunidad Europea hoy en día.

Este “Quijote” de la aventura humana y divina tenía por lema:”Dame almas y llevaos lo demás”. Esto le guió toda su ajetreada y santa vida. Iba a lo esencial de la persona, aquello que le hace crecer de tal modo que se conviertan en buenos cristianos y honrados ciudadanos. No en vano, Juan Pablo II le ha proclamado “Maestro de la juventud”.

Al cabo de 115 años de su muerte, es preciso reconocer en D. Bosco un don de Dios que lleva a su gran familia a reconocer que su método educativo tiene hoy la misma validez de siempre, porque vivió y actuó en las coordenadas de Jesús.


Si te gustó el texto y quieres comentarlo con su autor da un click aquí

* ¿Qué opinas sobre el tema? Comparte tu opinión.

* Si te gustó el texto y quieres comentarlo con su autor da un click aquí

 








Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |