Menu


The Passion levanta pasiones antes de su estreno
Grupos de intelectuales judíos tachan de antisemita la obra de Mel Gibson sobre las 12 últimas horas de la vida de Jesús


Por:  Daniel Higueras | Fuente: www.e-cristians.net




Grupos de intelectuales judíos tachan de antisemita la obra de Mel Gibson sobre las 12 últimas horas de la vida de Jesús


Pocas veces el estreno de una película ha levantado tanta expectación como en el caso de The Passion , la obra de Mel Gibson sobre las últimas 12 horas de la vida de Jesucristo, antes de ser crucificado en Jerusalén. El reconocido actor y director es, a la vez, coautor de un guión que está basado en los diarios de la mística Ana Catalina Emmerich (1774-1824), y el estreno está previsto en Estados Unidos para el Miércoles de Ceniza de 2004.

The Passion reúne varios ingredientes que la han convertido en un film muy especial y polémico: estamos hablando de una película grandiosa, pero a la vez estricta y fielmente documentada. Para conseguirlo, su director ha decidido arriesgar al máximo, hasta el punto de grabar en dos lenguas muertas, el latín y el arameo, el idioma que hablaba Jesús, e incluso plantearse en principio que fuese visionada sin subtítulos.

Al mismo tiempo, su perspectiva histórica de lo que ocurrió le ha llevado a reflejar con una especial crudeza el sufrimiento y los maltratos que padeció Jesús en las horas previas a su muerte. Estos dos aspectos convierten el film en un producto difícil de ´´digerir´´. Así se expresa Gibson en una entrevista concedida a ACI Prensa ( ver aquí ): ´´Es un gran riesgo el que he asumido... No es una película fácil de ver; es difícil, pero la Pasión fue difícil´´. Paralelamente, la película ha levantado polvareda entre algunos sectores de la comunidad judía considerados ortodoxos.

El hecho de mostrar, inspirándose estrictamente en los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, la responsabilidad que los judíos de la época tuvieron en la pasión y muerte de Jesús no ha satisfecho a ciertos grupos de intelectuales hebreos que ponen en duda las fuentes que ha utilizado Gibson, incluidos los Evangelios, para llevar a cabo su obra.

El rodaje de The Passion se inició el 4 de noviembre de 2002 en Matera y Craco, al sur de Italia, y los interiores se rodaron en los estudios de Cinecittá, en Roma. La localización de los exteriores supuso para Gibson todo un reto. En Matera, el conocido actor y director encontró justo lo que buscaba: ´´Los barrios de esta ciudad tienen aproximadamente 2.000 años de antigüedad y la arquitectura, los ladrillos de piedra, las áreas circundantes y el terreno rocoso dieron la vista y el telón de fondo que necesitábamos para las suntuosas escenas de Jerusalén... De hecho, la primera vez que vi ese lugar, casi me volví loco... Era tan perfecto...´´. Gibson decidió empezar el rodaje en noviembre, por la especial luz con que ilumina el sol a la antigua ciudad de Matera, muy parecida a la que podría tener Jerusalén en el tiempo que se narra.

El sufrimiento de un actor

Una particularidad del film de Gibson es la selección de los actores, prácticamente desconocidos si los comparamos con el elenco de estrellas que pueblan el universo hollywoodiense. Los intérpretes realizan un trabajo magistral, según se deduce de algunos comentarios de expertos que han visionado The Passion .

El editor de la influyente revista católica CRISIS, Deal Hudson, ha publicado un artículo, después de asistir a una proyección privada, en el que destaca, entre otros méritos de la película, la excelente interpretación de los actores. Según Hudson, ´´el elenco es fabuloso: Los rostros de los actores transportan la película. Sólo dos son medianamente conocidos, Jim Caviezel, como Jesús, y Monica Belluci, como María Magdalena. Ambos son poderosos en sus papeles, pero el rostro de Maia Morgenstern, en el rol de María, la Madre de Dios, los acompañará por el resto de su vida. Ella te hace olvidar que estás viendo una película´´. Completan el reparto Hristo Jivkov como Juan, Luca Leonello interpretando a Judas, Ivano Marescotti como Poncio Pilato y Claudia Gerini en el papel de su esposa, Sergio Rubino como el ´´buen ladrón´´ y Rosalinda Celentano como un original demonio.

Jim Caviezel, un actor escogido ´´a la medida´´, ha reconocido que The Passion ha supuesto para él interpretar el mejor papel de su vida. De hecho, Gibson le seleccionó -y no es una mera coincidencia- justo cuando él tenía 33 años. Caviezel, que no duda en proclamar abiertamente su fe católica, borda el papel del Mesías en la representación más gráfica jamás filmada del dolor que padeció Cristo en las últimas horas de su vida.

Pasó la mayor parte del tiempo de los últimos 15 días de rodaje casi desnudo y colgado en la cruz, padeciendo un intenso frío y dolor de huesos para poder escenificar la escena de la crucifixión. ´´Cuando el viento toca la cruz, a tantos pies de altura, el aire te congela los huesos. La cruz comienza a temblar y piensas que se va a romper. Todo lo que haces es moverte y rezar... Sabía que este papel sería el más duro y difícil de mi carrera. También ha sido increíble´´, confesaba el actor en una entrevista reproducida también por ACI DIGITAL.

El actor, un hombre de una profunda fe, en el recientemente celebrado 8º Congreso Eucarístico de la Archidiócesis de Atlanta (Georgia, EE.UU.), hacía un enérgico llamamiento ante una multitud de 20.000 católicos: ´´No tengamos miedo de mostrar la fe en público... ¡Yo sí soy un modelo! ¡Todos los católicos somos un modelo y debemos vivir testimoniando a Jesús, mostrando nuestra fe en la vida pública!´´. Todo un ejemplo de coherencia sin complejos.

¿Antisemitismo o realismo?

Las emociones más irracionales que ha desatado The Passion son las que han manifestado determinados grupos intelectuales pertenecientes a organizaciones judías como Anti Difamation League (Liga Antidifamación -ADL) y el controvertido Jesus Seminar . Ambas organizaciones no parecen estar de acuerdo con la interpretación que de la Pasión de Jesús hace Gibson, ateniéndose a los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, así como al contenido de los diarios de Ana Catalina Emmerich, la mística que inspiró el guión elaborado en parte por el director de la película.

Según ACI DIGITAL, la agencia de tendencia conservadora NEWSMAX ha revelado que ´´lo que se ha venido a saber es que los intelectuales que han criticado la película están trabajando fervientemente para reescribir el Nuevo Testamento... Estos intelectuales señalan que los autores del Evangelio -Mateo, Marcos, Lucas y Juan- escribieron sus textos para congraciarse con las autoridades romanas que en aquel entonces regían el mundo conocido del momento´´. Estos sectores de la ADL y de Jesus Seminar , grupo que piensa que menos del 20 por ciento de lo que afirman los Evangelios es cierto, critican abiertamente el supuesto antisemitismo de Gibson al acudir a estos textos para elaborar su guión y han llegado incluso a intentar bloquear el estreno de la película.

Contra la teoría de un supuesto antisemitismo, Mel Gibson sigue argumentando que su objetivo al realizar The Passion era únicamente dotar a la película del máximo realismo posible, algo que hasta ahora no habían podido plasmar el resto de films realizados sobre la vida de Jesús. Según Gibson, su obra es el producto de 12 años de reflexión, maduración y profundización en las raíces de su fe. ´´Esta película mostrará la pasión de Jesucristo tal como sucedió. Es como regresar en el tiempo y contemplar aquellos hechos, presentados exactamente como ocurrieron´´, afirma el director. A la pregunta concreta de si el papel de los líderes judíos en la muerte de Jesús no resulta ofensivo en el film, Gibson responde: ´´No es una historia de judíos contra cristianos. El propio Jesús era judío, su madre era judía y también sus 12 apóstoles. Es verdad que la Biblia dice: Él vino a los suyos, pero los suyos no le recibieron. Yo no puedo ocultarlo´´. Pero matiza: ´´Esta película quiere inspirar, no ofender´´.

Las tesis de Gibson son también defendidas por expertos como, además del mencionado Hudson, el también periodista James Hirsen, quien ha publicado el libro Tales From the Left Coast , donde se describen historias reales de Hollywood. En un capítulo de su obra, Hirsen analiza la controversia que ha suscitado el film y asegura que, después de haber asistido a una proyección privada, los ataques contra la película responden a la agenda anticristiana de Hollywood. Asegura el periodista que The Passion no va en absoluto contra el significado del cristianismo: ´´Por el contrario, Mel está usando realmente la Escritura como su fuente. Y está contando la verdad literal... La película es simplemente una oración cinematográfica´´. Por otra parte, Don Hodel, presidente de Focus on the Family (Colorado Springs), una de las asociaciones evangélicas más prestigiosas de Estados Unidos, después de visionar un adelanto de la película, ha asegurado estar muy impresionado por el contenido de la misma: ´´Ciertamente es el retrato más poderoso de la Pasión que haya visto en mi vida. Esta película es fiel a la historia y a la teología´´. También el arzobispo de Denver, Charles Chaput, hacía un llamamiento a finales de mayo para que los críticos con The Passion tuvieran más tolerancia con una manifestación artística de la que él tenía buenas referencias. Que desde Hollywood se esté criticando una obra que, en muchos casos, ni siquiera han visionado tiene mucho que ver con el hecho de que en la industria de entretenimiento más grande del planeta no parecen tener cabida los mensajes católicos. Que un film tome como fuente los evangelios para narrar las últimas horas de Jesús sin distorsionar la esencia del mensaje parece incomodar a los partidarios de lo políticamente correcto. Según el arzobispo, The Passion ´´es un trabajo de amor de una fuente no común: Hollywood´´.

A la espera del estreno de su obra, Gibson defiende las escenas de extrema crudeza y sufrimiento que contiene afirmando: ´´Hay una parte del misterio del sufrimiento, del amor a través del sufrimiento, que es difícil de explicar... Y hay bastante sufrimiento en el mundo. Todos tienen que experimentar cierto sufrimiento en sus vidas. Si se benefician o no de él depende de ellos´´. Y por lo que respecta al rodaje, el director comenta que ´´todos los que trabajaron en el film han cambiado. Había en el reparto agnósticos y musulmanes que se han convertido en cristianos´´. Ante afirmaciones como ésta y ante las pasiones que el film está levantando mucho antes de su estreno, sólo nos queda desear que The Passion llegue lo antes posible a nuestras pantallas para poder disfrutar de su contenido.

Si te interesa conocer más sobre el tema, no dejes de leer nuestros demás artículos y participar en los foros de discusión -exclusivos de la cinta- con más personas, que como tú, han disfrutado enormemente la película







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |