Menu


La actriz Mónica Vitti y el mundo de su fe
Esta actriz fue de capital importancia en la interpretación de buenas películas del cine italiano y de otras cinematografías. Su nombre figuraba entre las estrellas del cine.


Por: P. Felipe Santos sdb | Fuente: .



Esta actriz fue de capital importancia en la interpretación de buenas películas del cine italiano y de otras cinematografías. Su nombre figuraba entre las estrellas del cine. Vamos a adentrarnos en personalidad cristiana.

Hace algunos años el periódico francés "Le Monde" publicó la noticia de que quiso suicidarse.¿ Cómo vivió este acontecimiento?
Fue un hecho horrible. Se ve que el periodista necesitaba dinero. Fue un episodio muy desagradable. No quise denunciarlo.

Cuando comenzaron las llamadas telefónicas, me sentí mal. Pero reaccioné en seguida. Entré en una pastelería y compré buenos pasteles para olvidar. No escribieron que había muerto de forma natural, sino que me había suicidado.

La idea de la muerte, ¿le sugiera tan sólo una vuelta por la pastelería?
No. De esta historia he salí reforzada en mi convicción de que la vida es un don de Dios que no se puede matar. Hay que apreciarla en cada minuto. Es un don que hay que defender y respetar.

¿Eres creyente?
Creo en Dios firmemente, con gran fuerza. La fe cristiana me da valor, me serena. Nada ni nadie me puede apartar de ella. He sido educado en una familia cristiana. Mi madre lo era de verdad.

Mi padre algo menos. Quizá, debido a mi madre, tengo una íntima devoción a la Virgen y un amor bellísimo a Cristo. Jesús es un personaje histórico maravilloso. ¡Ojalá naciera otro como él!

Es un revolucionario que siempre es moderno. Ha realizado lo que la juventud auténtica anhela, esto es, cambiar el mundo, revolucionarlo todo, predicar y ver la vida desde otro punto de vista.

Jesús es siempre de una actualidad y modernidad increíbles.

Es curioso que en mi oración me dirijo a la Virgen y a Jesús.

¿Influye la fe en tu vida diaria?
Mi relación con la fe es una relación vital porque si al hombre se le arrebata la fe, se le quita un apoyo, una esperanza, un motivo para comprender las cosas que nos acontecen a nuestro alrededor.

La fe permite entender, aceptar, continuar, sobrevivir, cambiar, madurar como persona mucho mejor. La fe es un acto de confianza.

Creer es como el sí o el no. Es mucho más bello el sí que el no. Es mucho más hermoso creer que no creer.

La fe para ti no es una ilusión, sino una necesidad: es decir, como la fe no hay nada mejor.

Excluyo que sea ilusión. La necesidad del hombre de creer en Dios es absoluta. La fe es como la vida. ¿ Cómo no se puede creer en la vida? Es una necesidad fisiológica, mental, de supervivencia, de comprensión que nos debería ayudar a entender. Si uno tiene fe en Dios, tiene fe en sí mismo, en la persona que vive a tu lado, en la gente que te encuentras por la calle.

Dice Juan Pablo II ( 1989), al dirigirse a los profesionales del cine, afirmaba:" Queridos amigos, los temas religiosos deben apasionaros y lo serán en la medida en que los presentéis con profundidad espiritual y competencia profesional".







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |