Menu


Blanco y Negro
Juego que nos ayuda a diferenciar los actos buenos de los malos.


Por: Lucrecia Rego | Fuente: El Tesoro de mi fe católica



Objetivo:

Reforzar el aprendizaje del gran amor que
Dios nos tiene por ser sus hijos, a través de la recta discriminación de actos buenos, dignos de un hijo de Dios, o malos, indignos de un hijo de Dios.

Desarrollo:

1. El profesor prepara una lista con actitudes positivas y negativas.
2. Se acomoda el salón de clases para tener espacio para que los alumnos se
puedan mover y se forman dos equipos que llevarán por nombre uno BLANCO y otro
NEGRO.
3. El BLANCO representará las ACTITUDES POSITIVAS y el NEGRO representará las
ACTITUDES NEGATIVAS. El profesor leerá una frase y si ésta es positiva, el
equipo blanco tendrá que capturar a los del equipo negro. Los alumnos que sean
capturados cambian de equipo y los que no, siguen jugando en su mismo equipo.
Existe una base a la cual tratarán de llegar porque es un sitio seguro donde no se les puede atrapar.
4. El ganador será el equipo que al terminar tenga más personas en su equipo.

Ejemplo:

No obedecer a mis papás.
Ofrecer flores a la Virgen.
Compartir mis cosas con los demás.
Consolar a mis amigos.
Ser grosero.
Respetar a mis maestros.
Pensar y hablar bien de los demás.
Escuchar a Dios.
Leer la Biblia.
Desobedecer a Dios.
Escuchar lo que me dicen mis padres.
No hacer caso de lo que me dicen mis maestros.
Ayudar en mi casa.
Hacer bien mis tareas.
Ser egoísta.
Ser obediente con mis papás.
Poner atención en clase.
Compartir con los amigos.

 

 

 

 



* Síguenos en nuestras redes sociales y comparte con nosotros tu opinión:

Facebook

Twitter

* Para mayor información, visita nuestra comunidad de religiosas

* ¿Dudas, inquietudes?  Pregúntale a un experto



*  ¿Te gustó nuestro servicio?   Suscríbete a nuestro boletín mensual

* Comparte con nosotros tu opinión y participa en nuestros foros de discusión de Catholic.net

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |