Menu


Asociación de los Santos Pedro y Pablo
La Asociación de los Santos Pedro y Pablo – que en 2006 ha celebrado treinta y cinco años de actividad – está formada por católicos residentes en Roma que, por encima de los compromisos familiares o profesionales, dedican su tiempo a diversas iniciativas


Por: Estado de la Ciudad del Vaticano | Fuente: www.vaticanstate.va



El 15 de septiembre de 1970, Pablo VI disolvió los Cuerpos armados pontificios, como la Guardia Palatina de Honor, que había sido constituida por Pio IX en 1850 para acoger, en la Casa del Papa, una representación cualificada de fieles de Roma, deseosos de manifestar su incondicional fidelidad a la Sede Apostólica.

Cuantos pertenecían al disuelto Cuerpo militar fueron invitados a adherirse a un nuevo organismo – la Asociación de los Santos Pedro y Pablo – cuyo estatuto fue aprobado por el Santo Padre en 1971. Pablo VI deseaba así, que las características específicas y ejemplares de la Guardia Palatina fueran «conservadas, reforzadas, adaptadas y desarrolladas» por la Asociación, como subrayó Juan Pablo II con ocasión de los diez años de constitución de la hermandad.

La Asociación de los Santos Pedro y Pablo – que en 2006 ha celebrado treinta y cinco años de actividad – está formada por católicos residentes en Roma (profesionales, artesanos, estudiantes, maestros, empleados, etc.) que, por encima de los compromisos familiares o profesionales, dedican su tiempo a diversas iniciativas de voluntariado organizado, «con el deseo de difundir un testimonio especial de vida cristiana, de apostolado y de fidelidad a la Sede Apostólica» (art. 1 del Estatuto).

La misma Guardia Palatina, tenía sus raíces históricas en dos Cuerpos militares antiguos - la Milicia Urbana y la Guardia Civil elegida – de cuya fusión había nacido, y las cuales, a su vez, daban continuidad a otras agrupaciones al servicio de la Sede Apostólica y de la persona del Papa, que se habían sucedido desde el siglo VI. Se puede decir, por lo tanto, que la Guardia Palatina y, en cierto modo, la Asociación, que ha actualizado los valores y el servicio de voluntariado, son herederas de las antiguas Cohortes urbanae e incluso de laMilitia Sancti Petri, a las que los Pontífices recurrieron en el Alto Medievo.

La Asociación consta de tres secciones: litúrgica, cultural y caritativa. Hay además un grupo deportivo (con un equipo de fútbol que participa en el Campeonato Vaticano), el grupo musical (con el coro litúrgico y la agrupación de los "Ottoni") y el grupo de médicos que, además del apoyo constante al servicio de la sección litúrgica, está comprometido en iniciativas de carácter asistencial.

La sección que caracteriza institucionalmente la agrupación es la sección litúrgica, cuyas actividades de voluntariado organizado se desarrollan principalmente en la Basílica Vaticana en funciones de vigilancia, orden y asistencia diaria a peregrinos y, con mayor presencia, en los días festivos y durante las celebraciones presididas por el Santo Padre. La sección litúrgica realiza también otros servicios con motivo de acontecimientos vaticanos notables, en colaboración con el Cuerpo de la Gendarmería. Durante las celebraciones jubilares, la Asociación se encargó de la custodia de la “Puerta Santa” de la Basílica de San Pedro.

A la sección para las actividades culturales compete cualquier iniciativa de formación religiosa y moral, así como la preparación específica de los socios comprometidos en los servicios.

La sección para actividades caritativas promueve iniciativas asistenciales en favor de familias necesitadas; colabora con el Dispensario Pediátrico “Santa Marta" del Vaticano, con la Casa “Dono de María” instituida por la Beata Teresa de Calcuta dentro de la misma Ciudad del Vaticano. Ofrece, finalmente, la propia colaboración, en actividades asistenciales dirigidas por la Limosnería Apostólica.

Los asistentes espirituales cuidan de modo particular la realización de cursos sistemáticos de catequesis, en los que desde el principio participan los aspirantes que durante un bienio se preparan para ser admitidos en la Asociación.

La Asociación - definida memorialmente por Juan Pablo II como "Asociación de la Casa del Papa" – tiene la sede en el Palacio Apostólico, con entrada por el Patio de San Dámaso. En el interior se encuentra una Capilla devota con pinturas de Vittorio Trainino, perteneciente al barrio de la Guardia Palatina de Honor: cada domingo el Asistente Espiritual celebra allí la Santa Misa con la asistencia de un número importante de socios. El Asistente está coadyuvado por un Vice-Asistente, ambos nombrados por la Secretaría de Estado que, según el Estatuto, también aprueba la elección de Presidente hecha por los socios efectivos.

La Asociación, que se sostiene mediante cuotas anuales de los socios y contribuciones de bienhechores, publica desde hace treinta y cuatro años un periódico propio de formación y noticias, con el título de "Incontro" (Encuentro).

Al recibir en audiencia el 17 de junio del 2006 a los socios y familiares, Benedicto XVI se mostró particularmente gozoso de poder renovar la gratitud del Sucesor de Pedro por el servicio que la Asociación presta al Papa desde hace tantos años.

 

Sitio Oficial de la Asociación de los Santos Pedro y Pablo







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Más información aquí