Menu



Educación diferenciada. “La naturaleza nos marca desde el nacimiento”

Educación diferenciada. “La naturaleza nos marca desde el nacimiento”
Entrevista a Maria Calvo, presidenta española de la Asociación de Colegios de Educación Diferenciada en Europa y profesora de la Universidad Carlos III de Madrid.


Por: Ideal de Granada, Agea, Asociación de Grupos de Estudio de Actualidad, 2008-06-27) |





Para definirse lo tiene claro: «Soy madre de dos niños y dos niñas». María Calvo Charro luce un tono pedagógico, propio de una profesora titular de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III de Madrid. La teoría que quiere hacer llegar es fácil de comprender: supongan que todos participamos en una carrera en la que niños y niñas empiezan en distintos puntos de partida. Cada sexo tiene unas dificultades determinadas a superar, pero todos, sin excepción, somos capaces de llegar a la meta. A grandes rasgos, esa es la teoría de la Asociación de Colegios de Educación Diferenciada en Europa -María es su presidenta en España-, que promueve clases con alumnos de un único sexo.

La primera pregunta es obligada, ¿qué es la educación diferenciada?

Es un modelo pedagógico que está totalmente al margen de religiones, ideologías, políticas y morales. Busca la eficacia académica y la felicidad de los niños. Porque no se puede enseñar a base de hacerles sufrir.

Pero, ¿en qué se basa?

Se basa en el aprovechamiento de las diferencias sexuales que existen en el aprendizaje. Hay un reconocimiento científico de los distintos ritmos y periodos cognitivos en niños y niñas. En según qué momentos las niñas van por delante en algunas materias y viceversa.

¿Cuáles son esas materias?

Por ejemplo, en infantil y primaria, descaradamente las niñas van delante en lectura y escritura y en todo lo que sea habilidades verbales y destrezas lingüísticas. Una niña de 6 años escribe como un niño de 8. En una clase de niños y niñas, ellos se quedan por detrás y si no reconocemos la diferencia se les tacha de torpes, de vagos, e incluso muchos tiran la toalla. De hecho hay un fracaso masculino muy superior al femenino.

Y entonces llegan los informes tipo Pisa...

Efectivamente. El informe nos pone muy por detrás en comprensión lectora. Pero si separamos por sexos, los que se han quedado detrás son los chicos.

¿Cuándo empiezan a destacar los niños?

En la pubertad es al contrario. La testosterona tiene mucho que ver con la capacidad visoespacial, razonamiento abstracto, la lógica matemática Y entonces los niños tienen más facilidad con esas materias que las mujeres. Es el momento en que muchas dicen: «Soy de letras». Y no es así. Lo que necesitan es un refuerzo.

Según tengo entendido, en Alemania la educación diferenciada es algo común, ¿es así?

En Berlín, la ministra de Educación socialista ha separado sin ningún tipo de complejo a las mujeres para dar un refuerzo matemático y restaurar así la igualdad. Si no, se les está discriminando. Ahora, muchas mujeres alemanas están descubriendo vocaciones nuevas.

Lo que empieza a quedar claro es que somos dependientes de nuestro cerebro y su evolución, ¿correcto?

Hay una tendencia por los ideólogos de género a considerar que todo se debe a la cultura y la educación y que nada en absoluto se debe a la naturaleza. Se tiende a pensar que somos idénticos desde que nacemos, que somos bisexuales o neutros. Sin embargo, modernos descubrimientos neuronales demuestran que el cerebro masculino y femenino son diferentes en estructura y funcionamiento. La naturaleza nos marca desde el nacimiento. Basta ver como tenemos ciertas predisposiciones, ellos por los colores fríos y ellas por los cálidos.

¿Qué aceptación tiene esta filosofía en España?

Hay una sinrazón terrible en España a reconocer esas diferencias.

Es que es una teoría que suena antigua...

No, no es antigua. Es modernísima. Somos idénticos en derechos, deberes, dignidad, humanidad, en promedio de inteligencia Podemos llegar a las mismas metas. Yo quiero que mi hija sea astronauta o ministra de ciencia y tecnología. Si tengo que darle un apoyo en matemáticas, se lo daré. No hacerlo sería discriminarla.

Es decir, que todos poder llegar al mismo sitio pero por distintos caminos...

Exacto. Lo que hace falta es dar libertad de elección a los padres. En Estados Unidos, Australia o Alemania no hay ningún tipo de imposición. Aquí nos imponen una educación mixta.

Si se diera la opción, ¿usted cree que sería elegida?

Si se diera la opción muchos la elegirían porque hay mucho fracaso escolar, y muchos padres no saben qué hacer con sus hijos. Es una opción que conduce a un desarrollo personal muy equilibrado, no sólo académico. Es una medida que les ayuda a abstraerse del sexo opuesto en la adolescencia y así poder pensar en sí mismos. A no aparentar algo que no se es porque esté él o ella en clase.

¿También tenemos distintas formas de jugar?

Radical. Una vez le regalé un camión a una niña y terminó arropándolo y poniéndole colonia. Nos empeñamos en educar a niñas con juguetes de chicos y luego la naturaleza irrumpe como puede. Las normas de juego son diferentes: los chicos se entiende a empujones y puñetazos y en sus juegos lo importante es la actividad que están llevando a cabo. En las niñas lo importante es la conversación. Es muy diferente. Mira un recreo: niños corriendo, niñas en corro.

Preguntas y comentarios al autor de este artículo



Para conocer la fuente que ha proporcionado el contenido de este artículo:
Mujer Nueva

Comparte tu opinión sobre el tema con otros educadores
Foros Para Educadores Católicos


Consulta a un experto
Consultorio para Educadores Católicos









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |