Menu



Diez razones para leer en secundaria y bachillerato

Diez razones para leer en secundaria y bachillerato
El hábito de la lectura enrriquece la capacidad de comprensión, de emitir argumentos y la expresión oral.


Por: José Manuel Mañú Noain | Fuente: Son tus hijos






1.- España ocupa uno de los últimos lugares en las pruebas internacionales, conocidas como Pisa, en las que participan varias docenas de países. Uno de los aspectos en los que damos peores resultados es en lectura; probablemente esta sea una de las causas principales de los malos resultados generales.

2.- España ocupa uno de los peores lugares de Europa en éxito escolar: la suma de abandono escolar y de no obtención del graduado de Secundaria nos pone en cifras alarmantes. Si unimos bajo nivel general, reflejado en el punto uno y alto nivel de fracaso escolar, el 30%, los datos deben llevar a replantearse el sistema educativo.

3.- ¿Por qué alumnos que han llegado a dominar la técnica de lectura, abandonan esta actividad al llegar la adolescencia? Porque descubren otros modos de ocio, que producen satisfacción inmediata –música, videojuegos, messenger, etc.- que desplazan a la lectura. Están educados en una cultura del “yo” y del “ya” y eso lo facilitan más otros modos de ocio diferentes a la lectura.

4.- ¿Qué consecuencias se derivan de este abandono de la lectura? Que justo en el momento en el que el adolescente tiene una mayor capacidad para conocer su intimidad, carece del vocabulario elemental para expresar sus sentimientos o entender los de otras personas.

5.- ¿Y en el estudio? Cuando el contenido de los programas escolares comienza a ser más complejo, y es necesario hacer uso del pensamiento abstracto, muchos de los alumnos carecen de la capacidad de comprensión de textos complejos. Hay alumnos que suspenden matemáticas porque no son capaces de entender el enunciado de los problemas.

6.- ¿Qué ventajas tiene el buen lector? Que se es capaz de acceder a un tipo de lectura más rica en emociones y con un argumento más complejo y atractivo. Así, nos encontramos con jóvenes capaces de explicar a sus padres el argumento de algunas películas, a la vez que necesitan preguntar el significado de palabras elementales para entender un texto.

7.- Entonces, ¿hay que leer libros de literatura clásica aunque no te gusten? No se trata de eso. La lectura permite entender tanto conceptos como sentimientos. Un buen libro es aquel que enriquece con su lectura y que se es capaz de leer con cierta soltura. El esfuerzo es inevitable para acceder a la excelencia, pero eso no quiere decir que haya que leer textos incomprensibles y sin interés para el lector.

8.- ¿Cómo conjugar calidad con cantidad? Un buen asesor, que conozca la literatura y al lector, puede ser un buen modo de acceder al tipo de libros más adecuados en cada momento. Saber acertar con el libro oportuno en el momento adecuado requiere cierto tanteo, pero también la capacidad de persistir en el esfuerzo por acercarse a la excelencia.

9.- La lectura no debe ser la única actividad de ocio para un adolescente, pero si la abandona le resultará mucho más difícil volver a ser un buen lector ya que no dispondrá del vocabulario necesario para disfrutar de una buena lectura o para adquirir los conocimientos necesarios para formar una buena inteligencia.

10.- ¿Qué criterios son básicos a la hora de elegir una lectura? Algunos se formulan de modo negativo, pero su misión es proteger la dignidad de la persona; por lo tanto todo aquello que pueda envilecer la dignidad de la persona no debiera figurar en una buena biblioteca. Pero no basta con que no haga daño ni moral ni intelectualmente; habiendo millones de títulos en el mercado, en toda la vida una persona sólo puede leer unos pocos miles. Es evidente que el azar no es el mejor sistema, la moda tampoco, quizás alguien que nos pueda orientar en el abundante mundo literario o reseñas en publicaciones que nos merezcan confianza. Un buen modo podría ser que coincidan tres fuentes fiables para ti.


Ha publicado: Leer en Primaria: tú puedes. Ediciones Internacionales Universitarias. Madrid 2007. En ese libro ofrece 300 reseñas de libros ordenados por edades aproximadas para leer entre los 6 y los 12 años. Ahora acaba de publicar otro libro titulado: Lecturas entre los 12 y los 18 años. Ediciones Internacionales Universitarias. Madrid 2008. Ofrece otra selección de 300 libros, para leer entre los 12 y los 18 años, también ordenados por edades y por temas. Todos los libros que ofrece los ha leído personalmente y seleccionado entre otros posibles



:



  • Sugerencias, comentarios, propuestas, envíalas a Jorge Chapa, Responsable de la sección.


  • Comparte tu opinión sobre el tema con otros educadores
    Foros Para Educadores Católicos

    Consulta a un experto
    Consultorio para Educadores Católicos

    Para conocer la fuente que ha proporcionado el contenido de este artículo:
    Son tus hijos


    Apoya Con Un Donativo Para La Formación de Los Educadores Católicos







    Compartir en Google+




    Reportar anuncio inapropiado |