Menu



Les deseo lo suficiente

Les deseo lo suficiente
Sembrando Esperanza I. Dios jamás dejará de proporcionarnos lo suficiente para vivir la vida en plenitud, Él nos enviará al Espíritu Santo Consolador.


Por: P. Dennis Doren LC | Fuente: Catholic.net




Los días vuelan, las experiencias aumentan, seres queridos que vienen y van, unos cambian de casa, otros de ciudad, hasta parten a países lejanos. "Frente al mal, está el bien; frente a la muerte, la vida" (Sir 33,14).

La vida es una realidad maravillosa que no deja de sorprendernos. Cuantos más datos nos proporciona la ciencia, mejor podemos comprender que la vida del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, es un misterio que desborda el ámbito de lo puramente humano, material y meramente biológico.

En su constante progreso, la ciencia afirma cada vez con más fuerza, que desde la fecundación tenemos una nueva vida humana, original e irrepetible, con una historia y un destino únicos. Una vida que tiene que ser acogida, respetada y amada en cada circunstancia y situación.

Hace poco tiempo, cuando estaba en el aeropuerto, escuché por casualidad a una madre e hija que se estaban despidiendo. Cuando anunciaron la partida del vuelo, ellas se abrazaron y la madre dijo: "Te amo y te deseo lo suficiente".

La hija respondió: "Madre, nuestra vida juntas ha sido más que suficiente. Tu amor es todo lo que he necesitado. También te deseo lo suficiente". Ellas se saludaron con un beso y la hija partió.

La madre pasó muy cerca de donde yo estaba sentado y noté que ella necesitaba llorar. Traté de no observarla para no invadir su privacidad, pero ella se dirigió hacia mí y me preguntó:

"¿Alguna vez se ha despedido de alguien sabiendo que era para siempre?"

Sí, lo he hecho -respondí-. Perdón por preguntar -contesté- pero ¿por qué esta despedida es para siempre?

Yo soy una mujer vieja, y ella vive muy lejos de aquí. La realidad es que su próximo viaje será para mi funeral -respondió-.

Cuando se despidió de ella, escuché que le dijo "te deseo lo suficiente". ¿A qué se refiere?

Comenzó a sonreír. "Eso es un deseo que hemos transmitido de generación en generación, mis padres solían decirlo". Ella hizo una pausa y miró hacia arriba como si tratara de recordarlo en detalle, luego sonrió aún más:

"Cuando decimos te deseo lo suficiente, es que deseamos que la otra persona tenga una vida llena de SÓLO lo suficientemente bueno para vivir".

Entonces, dirigiéndose hacia mí, ella compartió lo siguiente como si lo estuviera recitando de memoria:

Te deseo que tengas suficiente sol para mantener tu espíritu brillante.

Te deseo suficiente lluvia para que aprecies aún más el sol.

Te deseo suficiente felicidad para que tu alma esté viva.

Te deseo suficiente dolor para que las pequeñas legrías de la vida parezcan más grandes.

Te deseo que tengas suficientes ganancias que satisfagan tus necesidades.

Te deseo suficientes pérdidas para que aprecies todo lo que posees.

Te deseo suficientes bienvenidas para que logres soportar las despedidas.


Luego ella comenzó a llorar y se alejó.

Se dice que: "toma un minuto encontrar a una persona especial, una hora en apreciarla, un día para amarla, pero una vida para olvidarla".

Dios jamás dejará de proporcionarnos lo suficiente para vivir la vida en plenitud, Él nos enviará al Espíritu Santo Consolador (el ser con; en la soledad), el Espíritu Santo siempre está con nosotros, acompañándonos en cada momento. Jesús nos ha prometido que no nos dejará solos, que camina junto a nosotros, sepamos ser buenos alumnos de lo que Dios nos está enseñando a diario. Sepamos ver la mano de Dios en cada momento de nuestra vida.



  • Preguntas o comentarios al autor
  • P. Dennis Doren LC


    Puedes escuchar esta meditación en audio entrando al Podcast de Catholic.net aquí:





    Blog, Sembrando Esperanza
    Canal de youtube.
    FB. Fanpage. Sembrando Esperanza
    Twitter: @dennisdorenLC










    Compartir en Google+




    Reportar anuncio inapropiado |