Menu



Cuando tu vida brilla como una luciernaga

Cuando tu vida brilla como una luciernaga
Sembrando Esperanza II.


Por: P. Dennis Doren L.C. | Fuente: Catholic.net




La luz del bien brillará siempre en medio de las tinieblas y la oscuridad; tenemos la seguridad que el mal jamás vencerá al bien, aunque aparentemente pareciera que está ganando la batalla. El mal anda como león rugiente buscando a quién devorar, le tiene pavor y una envidia monumental al bien; por todos los medios, busca apagarlo y opacarlo. Las tinieblas no pueden ver la luz, les molesta, les incomoda, no soportan verle brillar. Lo mismo le pasa al mal, no soporta ver brillar al bien, por eso lo persigue, lo ataca,lo humilla y lo quiere aplastar; lo único que el mal no quiere reconocer es que tiene la guerra perdida, él no vencerá, no podrá ganar. Tenemos como garantía la palabra de Dios, que nos ha prometido su victoria, de hecho, hemos ganado las batallas más importantes: la gracia venció al pecado, Cristo venció al demonio, la vida mató a la muerte, el hombre viejo fue sepultado por el hombre nuevo, Cristo ha Resucitado y nosotros con Él. Por eso, ¿de qué nos vamos a preocupar?, que se preocupe la oscuridad de no poseer la luz.

Cuenta la leyenda, que una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga. Ésta huía rápido de la feroz predadora, y la serpiente, al mismo tiempo, no desistía.

Huyó un día y ella la seguía, dos días y la seguía... Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y le dijo a la serpiente:

"¿Puedo hacerte tres preguntas?"

"No acostumbro dar este precedente a nadie, pero como te voy a devorar, puedes preguntar" -contestó la serpiente...

"¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?" -preguntó la luciérnaga.

"No", -contestó la serpiente.

"¿Yo te hice algún mal?" -dijo la luciérnaga.

"No", -volvió a responder la serpiente.

"Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?"

"¡¡¡ Porque no soporto verte brillar !!!"

Moraleja:

Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa a mí?, no he hecho nada malo, no he dañado a nadie, ¿por qué me tratan así?, ¿por qué me persiguen?, ¿por qué me quieren hundir?

Sencillo es de responder... ¡¡¡Porque no soportan verte brillar...!!!

Cuando esto pase, no dejes de brillar, continúa siendo tú mismo, continúa y sigue dando lo mejor de ti, sigue haciendo lo mejor, no permitas que te lastimen ni te hieran, sigue brillando y no podrán tocarte... porque tu luz seguirá intacta, porque tienes la semilla del bien, de la justicia y de la verdad. Tu esencia permanecerá, pase lo que pase, porque tienes el apoyo de Dios...

¡¡Sé siempre auténtico, aunque tu luz moleste a los depredadores!!


  • Preguntas o comentarios al autor
  • P. Dennis Doren LC


    Puedes escuchar esta meditación en audio entrando al Podcast de Catholic.net aquí:





    Blog, Sembrando Esperanza
    Canal de youtube.
    FB. Fanpage. Sembrando Esperanza
    Twitter: @dennisdorenLC















    Compartir en Google+




    Reportar anuncio inapropiado |