Menu



En plena forma

En plena forma
Estudiar es un trabajo intelectual autónomo, pero si lo realizamos en condiciones óptimas, el rendimiento será mejor...


Fuente: arvo.net





La buena alimentación del alumno, el control de las posturas, la actividad y el descanso físico, son factores que favorecen la concentración del estudiante y que han de considerarse antes de iniciar una sesión de estudio provechosa. Saber en qué horas se rinde más, (por la tarde cuando llega de la escuela, por la noche, o por las mañanas antes de ir a clase) favorece la implantación de un horario personal de trabajo.

Estudiar es un trabajo intelectual autónomo que permite el diseño de horarios particulares para la consecución de rendimientos óptimos en la asimilación de contenidos. Una combinación de estudio y descanso favorecerá el proceso.

Diseña un plan


El plan de trabajo ha de incluir todo lo que hace referencia a una buena planificación y estructuración del tiempo real que se va a dedicar al estudio, teniendo en cuenta el número de materias y su dificultad.Conceptos como el de tiempo teórico, libre y real, así como la valoración de las actividades extraescolares que se realizan diariamente o bien otras a las que el sujeto dedica unas horas semanales, deben ser revisados y analizados para planificar, con garantías de éxito, el calendario de estudio: semanal, quincenal, mensual o trimestral.

Las pautas para el estudio de una lección pueden concretarse en:

1. Prelectura: lectura de aproximación.

2. Anotaciones marginales. Subrayado de las ideas principales.

3. Lectura de estudio, de repaso.

4. Resumen del contenido.

5. Esquema gráfico para memorizar visualmente.








Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |