Menu


Antes morir que pecar
Esta interesante reflexión habla de los diferentes tipos de muerte: la espiritual y la física, y de los papeles que tuvieron estas en la primera historia de la humanidad.


Por: Joan Carreras | Fuente: Háblales de Jesús, Cantera para la catequesis familiar



El peor enemigo de la persona es el miedo a la muerte. Para huir de la muerte física, el hombre es capaz de caer en las mayores bajezas.

Cuenta Scott Hahn, citando a Filón de Alejandría, que en el libro del Génesis, las palabras originales empleadas para advertir a nuestros primeros padres de las consecuencias de transgredir la prohibición de comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal suenan extrañas a los oídos modernos. Deberían traducirse así: "De todos los árboles del paraíso puedes comer, pero del árbol de la ciencia del bien y del mal no comas, porque el día que de él comieres, ciertamente morirás morirás" (Gn 2, 16-17). ¿Por qué se dice morirás morirás? Porque se distinguen dos tipos de muerte: la muerte física, del cuerpo y la muerte de la vida personal, del alma espiritual, sojuzgada por las pasiones y las bajezas.

Scott Hahn señala que Adán y Eva no sólo fue seducido por las bondades del fruto prohibido, sino que también sintió miedo ante la sutil y encubierta amenaza de la serpiente/dragón, quien podía realmente acarrear la muerte física. El diablo no miente cuando le dice que la transgresión de la norma divina no producirá la consecuencia indicada: no morirán. Es más, se harán conocedores del bien y del mal. Serán como dioses. Efectivamente, ellos comieron del fruto prohibido y no murieron... en ese momento. Siguieron estando con vida. Sus cuerpos vivían, pero el alma estaba ya muerta y empezarían a arrastrar una existencia sojuzgada por el diablo. Se cumplieron las palabras del Señor y "murieron de muerte".

En resumidas cuentas: prefirieron pecar que morir. Para ellos el morir físicamente era lo peor y reordenaron con ese esquema su existencia. Ese temor de morir fue el arma empleada por Satanás para someter a su presa.

Hoy la liturgia de este lunes de la 5º semana de Cuaresma nos invita a considerar de distintas formas cuál es la solución para vencer en todas las batallas: ¡antes morir que pecar!

En la primera lectura, la casta Susana eleva su oración a Dios, al ser llevada a juicio por unos malvados y lujuriosos ancianos. Al igual que la serpiente infernal, la han colocado ante la alternativa de pecar o morir, en el caso de que no se plegase a la proposición de acostarse con ellos. «Dios eterno, que ves lo escondido, que lo sabes todo antes de que suceda, tú sabes que han dado falso testimonio contra mí, y ahora tengo que morir, siendo inocente de lo que su maldad ha inventado contra mí.» (Dn 13, 41-42).

Y el salmo responsorial nos invita a considerar que ningún temor debemos tener si estamos con el Señor, que es el autor de la vida y de la muerte: “Aunque camine por cañadas oscuras nada temo porque tú estás conmigo” (Sal 23, 3).

Por fin, el oficio de lectura de la Liturgia de las horas nos ofrece esta perla de la carta a los Hebreos: "Los hijos de una familia son todos de la misma carne y sangre, y de nuestra carne y sangre participó también él; así, muriendo, aniquiló al que tenía el poder de la muerte, es decir, al diablo, y liberó a todos los que por miedo a la muerte pasaban la vida entera como esclavos" (Hb 2, 14-15).

En definitiva que cuando nos tomamos totalmente en serio este slogan de vida -antes morir que pecar- nos identificamos con el Hijo de Dios que prefirió morir para liberarnos de este miedo visceral con que el diablo nos tiene sojuzgados.



___________________
(1) Cfr. Scott Hahn, Señor, ten piedad, Rialp, Madrid 2006, pp. 77-79.




* Síguenos en nuestras redes sociales y comparte con nosotros tu opinión:
Facebook Catholic.net.
Twitter Catholic.net.


* Para mayor información, visita nuestra Comunidad de Catequistas y Evangelizadores.

* ¿Dudas, inquietudes? Pregúntale a un experto

* ¿Te gustó nuestro servicio? Suscríbete a nuestro boletín mensual

* Comparte con nosotros tu opinión y participa en nuestros foros de discusión":Foros de discusión de Catholic.net







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento