Menu


Vacaciones de Verano
Recomendaciones para vivir mejor las vacacines con los hijos pequeños


Por: Ujué Rodríguez | Fuente: http://primeroseducadores.blogspot.mx



Llega el verano y con él, las merecidas vacaciones. Tendremos más tiempo libre. Tengamos también más tiempo para Dios. El verano se puede convertir en el invierno del alma si le damos vacaciones a nuestra vida de fe, o se puede convertir en un tiempo de gracia para profundizar en la práctica de los sacramentos, la oración, la formación, la vida de familia y el ejercicio de las virtudes.

 

No se puede ser cristiano a tiempo parcial: a Jesús se le sigue siempre o no se le sigue. Somos cristianos en casa y en la Iglesia, en el lugar de trabajo y en el lugar de descanso, en verano y en invierno. Hemos de vivir con Jesús todos y cada uno de los instantes de nuestra existencia. Eso es lo que se llama unidad de vida.


Este pequeño folleto pretende ayudarte a vivir las vacaciones de verano conectada a Dios. Con Él disfrutarás de unas estupendas vacaciones de verano.

 



VIVE EL DOMINGO
 
En vacaciones, el domingo sigue siendo el día del Señor y Dios no se va de vacaciones. Aprovecha para vivir mejor la Eucaristía dominical ahora que tienes más tiempo libre. En cada Eucaristía los hijos de Dios nos reunimos y, juntos, nos reconocemos pecadores y pedimos perdón, alabamos a Dios, escuchamos su Palabra, profesamos nuestra fe, ponemos sobre el altar, junto con el pan y el vino, todo lo que somos y tenemos, le presentamos nuestras necesidades y le recibimos en la Sagrada Comunión. Le damos gracias por su inmensa bondad.

 

VIVE LA FAMILIA

Dialoga, colabora, comparte, ten pequeños detalles de servicio que faciliten el descanso a los demás miembros de tu familia, disfruta en familia, viaja en familia, diviértete en familia, reza en familia.

 



VIVE LAS VIRTUDES

Proponte, cada día o cada semana, crecer en una determinada virtud, a través de pequeños retos. Así, poco a poco, te irás convirtiendo en una persona más recias, capaz de proponerte y alcanzar grandes metas, en una persona que sabe lo que quiere y que no se asusta ante los obstáculos, en definitiva, en una persona feliz. Esta lucha por adquirir las virtudes requiere esfuerzo, pero vale la pena.
 
¿En qué virtudes puedes crecer durante el verano?


Puedes crecer en todas las virtudes pero, por si no se te ocurre ninguna o no sabes por dónde empezar, te proponemos una pequeña lista:

 

  • buen humor
  • paciencia
  • obediencia
  • orden
  • reciedumbre
  • alegría
  • sinceridad
  • lealtad
  • gratitud
  • humildad
  • generosidad
  • modestia

 

VIVE LA AMISTAD

Procura que las reuniones con tus amigos sean momentos de escucha, ayuda, diálogo, enriquecimiento y respeto mutuo. Sé un buen amigo de tus amigos, en todo momento, en los fáciles y en los difíciles.

 

VIVE LA CARIDAD

No lo quieras todo para ti. Piensa en quienes no tienen vacaciones, porque ni siquiera tienen el pan de cada día. La caridad tampoco se toma vacaciones. Vive la solidaridad, practica las obras de misericordia, tanto las espirituales como las corporales, y verás que hay más alegría en dar que en recibir.

 

VIVE LA NATURALEZA

Allí donde estés, en la playa, en el campo o en la montaña, descubre la presencia de Dios a través de las obras de sus manos, de la belleza de las cosas creadas, y da gracias por todo.

Procura ver en la Creación el regalo que Dios nos ha dado y respétala cuidando de todos sus elementos.

Aprovecha los bienes de la naturaleza de manera razonable y con la responsabilidad de conservarlos para las futuras generaciones.

 

VIVE LA ORACIÓN

Dios está siempre dispuesto a escucharnos y a ayudarnos pero se lo tenemos que pedir y no podemos dejarlo pasar. No se trata de hacer grandes cosas: procura rezar al levantarte y al acostarte, antes de comer, al emprender un viaje; da gracias a Dios por las cosas que tienes, implora su ayuda cuando necesites algo, pídele perdón cuando no hayas sabido corresponder al inmenso Amor que te tiene... y no te olvides de tu Madre del Cielo ni de tu Ángel de la Guarda.

 

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte con nosotros tu opinión:
 

Facebook

Twitter


* Para mayor información, visita nuestra Comunidad de Catequistas y Evangelizadores.

* ¿Dudas, inquietudes? Pregúntale a un experto

* ¿Te gustó nuestro servicio?   Suscríbete a nuestro boletín mensual

* Comparte con nosotros tu opinión y participa en nuestros foros de discusión":Foros de discusión de Catholic.net

 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |