Menu


7 consejos realistas antes de declararte a tu novia y de pensar en ella como tu futura esposa
Se trata, simplemente, de pensar a largo plazo: el matrimonio es para toda la vida y su éxito o fracaso depende de factores que a veces el deslumbramiento oculta


Por: Píldoras de fe | Fuente: Religión en Libertad



La atracción física y el gusto no deben ser los elementos determinantes que tome en cuenta un hombre en la decisión de vincularse en una relación con una mujer. No debe quedarse en una bella silueta que lo lleva a soñar de muchas maneras, sin profundizar en cómo realmente es ella y si le conviene establecer una relación sentimental.

A continuación compartimos unos consejos del psicólogo Saulo Medina Ferrer que pueden ayudar a determinar si esa mujer que te atrae en realidad será una buena novia.

1. ¿Puede hablar de otras cosas que no se relacionen con ella misma?
Con frecuencia encontramos mujeres que sólo hablan de sus propios temas y sus propios intereses. Con ellas, realmente no hay un diálogo, sino un monólogo disfrazado de diálogo. Ella habla de lo que le interesa y cuando él le propone otro tema, ella lo evade para volver a hablar de lo que ella quiere. El problema de eso, es que puede ser representativo de una mujer que le cuesta pensar en algo diferente a ella misma o ser empática. Puede que eso denote cierto egocentrismo o inmadurez para relacionarse con los demás y considerar las necesidades de otros.

2. ¿Encuentras en ella condiciones que te invitan a pensar en un hogar?
En la mujer se gesta el verdadero sentido del hogar, porque en su corazón viven las condiciones y características que permiten que éste sea viable (la ternura, la paciencia, la fe, el orden, la calidez, el cuidado, entre otras). ¿La miras solamente como la mujer con la que estás disfrutando buenos momentos o ella te inspira con su forma de ser a pensar en un hogar, en una familia? ¿Puedes ver en ella características y cualidades que te hacen pensar que puede ser la madre de tus hijos? No pierdas el tiempo con una mujer que no te inspira estas cosas y tampoco hagas que ella lo pierda. Analiza si estar a su lado te hace desear crecer y mejorar, si proyectas un futuro con ella, si ella te hace ser más responsable y pensar en una familia.

3. ¿Quién es Dios en la vida de ella?
Las relaciones de pareja son complejas y ambos necesitan de la presencia de Dios que les ayude a organizar su vida. Una mujer que le da prioridad a Dios en su vida lo reflejará en sus principios y valores morales firmes, buscando hacer su voluntad en su vida, colocando los criterios de Dios como parte fundamental del orden de su relación contigo.



4. ¿Es una mujer de carácter como lo fue la Virgen María?
¿Esa novia que tienes es capaz de decir NO cuando su conciencia se lo indica o más bien se deja llevar por las amigas, por ti mismo, o por la conveniencia pasajera? Debes mirar si ella tiene claros sus principios y valores, y si es firme como para respetarlos y no ceder a las presiones exteriores que quieran que los quebrante, para complacer a otros o según lo determinen las circunstancias.

5. ¿Es buena administradora?
Si leemos el libro de Proverbios en el capítulo 31, encontramos lo que se conoce como el pasaje del “elogio de la mujer sabia”, y una de las características que menciona en la sabiduría de la mujer es ser buena administradora. Es propio de las mujeres tomar algo pequeño y transformarlo en algo más grande que sus propios sueños. ¿Ella es buena administradora? O por el contrario ¿se endeuda sin cesar en gastos superficiales? Una mujer que sabe administrar tiene un potencial enorme para hacer fructificar a quienes le rodean. Date cuenta de que las instituciones bancarias de unas décadas para acá prefieren tener mujeres en sus puestos gerenciales, porque es más común que ellas tengan más firmeza en los valores morales, principios que no negocian y eso, sumado a un convencimiento y responsabilidad, produce resultados francamente sorprendentes. Esta característica puede hacer de su relación algo sumamente fecundo. Una mujer que sabe administrar puede transformar algo muy simple en un verdadero tesoro para su familia.

6. ¿Es capaz de aceptar un punto de vista diferente al suyo?
Seguramente durante la convivencia vendrán los roces y discusiones, y será necesario conversar y aceptar un punto de vista diferente al propio. ¿Será ella capaz de aceptar tu punto de vista y darle valor o siempre quiere imponer el suyo y tú debes simplemente secundarla? Si a tu novia le cuesta trabajo aceptar eso, habrá dificultades en el matrimonio.

7. ¿Está abierta a la vida?
¿Es una mujer que considera dentro de sus planes la maternidad o solamente quiere un desarrollo propio para su vida y excluye la posibilidad de tener hijos? La mujer y el hombre que no están abiertos a la vida son personas que quieren vivir para sí mismos, el egoísmo empieza a tomar posesión de su corazón de una manera inesperada, llevándolos a una difícil convivencia con otras personas. Recuerda, no busques una mujer sólo para tu propia felicidad, busca una madre para tus hijos.

Estas condiciones pueden ayudarte a determinar si esa mujer que te atrae, realmente puede ser una buena novia y futura esposa



Artículo publicado originalmente en Píldoras de fe, transcrito y adaptado del vídeo Consejos para identificar una buena novia del psicólogo Saulo Medina Ferrer.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |