Menu


M. Cesárea Ruiz de Esparza y Dávalo
Fundadora de la Congregación de Hermanas Josefinas.


Por: María Virginia Guadalupe Flores y Figueroa H.J. | Fuente: .



- Nace en Aguascalientes, Ags., el 27 de agosto de 1829 y es Bautizada tres días después.

- Sus padres: Lic José Ma. Ruiz de Esparza y Peredo. Doña María Bruna Dávalos Rincón Gallardo.

- Educada en la fe y especialmente en la vida de oración, durante su infancia y juventud que transcurre en Aguascalientes, Zacatecas, Durango y San Luís Potosí.

- Se desposa con Jesús siendo seglar, a los 19 años pidiendo para ello la bendición de su confesor.

- Sigue a Cristo en su humillación por su disminución de de fortuna, muerte de sus padres, abnegado servicio a su familia, decisión fallida de ser religiosa concepcionista y vida itinerante.

- Fundadora de la primera Congregación nacida en México en tiempo hostil a la Iglesia, junto con el P. José María Vilaseca Aguilera, el 22 de septiembre de 1872.

- Es madre y formadora ejemplar: de sus religiosas; de la niñez y juventud, de los enfermos y necesitados,

- Se ofrece como víctima por su Congregación y muere santamente, el 24 de abril de 1884, en la Ciudad de México.

- Sus restos descansan en la Casa General de la Congregación.


RASGOS DE SU ESPIRITUALIDAD

• Vive intensamente la experiencia de sentirse amada porque, porque su centro es Dios Trinidad que la amó primero.
• Se relaciona personalmente con el Padre, con Jesucristo y con el Espíritu Santo, haciendo siempre su voluntad, en fe, esperanza y amor.
• Sigue a Cristo como Esposo, y a María y a José como sus amadísimos Padres.
• Participa en la vida de la Iglesia consciente de su misión
• Encarna su espiritualidad en una fe que es don y respuesta en las exigencias del hombre y la mujer de su tiempo; en una esperanza del Reino que la impulsa a entregarse a difundirlo ; en una caridad centrada en Dios y en el amor fraterno



ORACIÓN POR LA BEATIFICACIÓN DE LA SIERVA DE DIOS
CESÁREAS RUIZ DE ESPARZA Y DÁVALOS


Padre misericordioso que concediste a tu sierva Cesárea
Ruiz de Esparza y Dávalos, la gracia de vivir en intima
Unión contigo, siendo fidelísima esposa de Cristo e hija
de María y de José, te pedimos que dóciles a tu espíritu,
crezcamos como ella en el amor a Cristo y a los hermanos.

Has Señor que sea conocido tu designio de glorificación
De la Madre Cesarita, otorgándonos por su intercesión….
(petición) con la esperanza de verla en los altares como
Imitadora de la sencillez, la humildad y la fraternidad
Vividas en Nazareth. Amén


Suplicamos a las personas que obtengan gracias o favores por intercesión de la Madre Cesarita los comuniquen por escrito y envíen su donativo para la causa de Beatificación a:

 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |