Menu


La conquista de Voluntad
¿Querer es poder?


Por: Vianney Fragoso | Fuente: Tiempos de Fe



Entre el querer y el poder existe un puente: la voluntad. Queres es ´pretender algo concreto; cruzar la distancia que media entre la pretencion y el logro de lo pretendido implica una seria de elecciones y por tanto, de renuncias también.

¿Cómo ser capaces de elegir con certeza y persistir con firmeza?: conquistando la propia voluntad.

 

“Mi nombre es voluntad”

A todos los que no me conoces les dire que mi nombre proviene del latin voluntas, que significa decisión. Si esto no les dice nada, agregare que soy la “facultad del hombre para decidir algo”. De esta manera me conocen la mayoría de las personas; sin embargo, el numero de mis amigos es limitados por las dos caras de mi naturaleza: admitir y rechazar.



Elegir es anunciar

A fin de no alejar pretendientes comenzare por presentarles el lado amable de mi personalidad: gracias a mi lso seres humanos son capaces de selccionar entre diferentes opciones. Muchos me aman cuando descubren que al mantenerme en forma y bien alimentada, son capaces de alcanzar altas cimas. Otros, lo mas, no se han dado cuenta de que el abandono y las dejadez en que me mantienen durante años, los conduce finalmente a la perdición.

Con lo anterior quiero decirles que en mi mayor talento – la posibilidad de elegir – se encuentra el secreto del triunfo o del fracaso. De hecho, muchos prefieren a mi amiga inteligencia, piensan que conquistándola a ella en vez de a mi, alcanzaran el éxito. La verdad es que no cuentan con inteligencia que pueden aprender lo mismo, solo con mas esfuerzo y gozando de mi diaria compañía.

Elegir es renunciar

Ahora les hablare de mi cara oculta, de ese rasgo que muchos olvidan cuando se empeñan en conquistarme: mi nombre también significa renuncia, rechazar de entre todas las opciones posibles las que no son elegidas. Negarse es el requisito indispensable que pido a todos los que me anhelan.



El hombre que es capaz de sobreponer sus metas y objetivos a las inclinaciones y deseos naturales, me atrae en sobremanera. Ese es en indicativo de que haremos buena pareja. No obstante, también los que no poseen este rasgo siguen siendo candidatos viables a conquistarme, cuando piensan que las renuncias que yo propongo son siempre en positivo; esto es, renunciar a un bien por otro mejor.

Además, no todo en mi es exigencia, ya que soy capaz de motivar a los que se desalientan frente a la renuncia, cuando les anticipo las consecuencias, cuando los impulsos a fijar su mirada en las ilusiones del porvenir. “¿Cómo?”: utilizando la inteligencia, sublimando los esfuerzos, no dejando que se den por vencidos cuando las cosas van mal, poniendo unos toques sobrenaturales que los eleven por encima de las circunstancias. “(ROJAS, Enrique. La conquista de la voluntad p, 105).

Nos empezamos a conocer

A todos aquellos que estén interesados en conquistarme, les dire que el primer paso es que se conozcan bien. El conocimiento de si, del temperamente que se posee, las habilidades y aptitudes, le spermitiran saber con que recursos cuentan y cuales son las carencias a superar.

Seguidamente, el establecimiento de un fin en la vida es vital para que nuestra relación sea fructífera, pues, en función de tal meta será que yo, voluntad, pondré en acción el motor de esfuerzo y la lucha constante.

Una vez establecidas las metas vuene la selección de los medios. Aquí es vital mi participación, pues se enfrentaran a un repertorio de instrumentos a emplear y caminos a seguir para alcanzar la meta propuesta. Sin una meta clara no hay posibilidades de entendernos, pues yo soy la “capacidad para hacer algo anticipando las consecuencias”.

Tres son los rasgos distintivos de mi persona: Tendencia, determinación y acción. Por la tendencia, descubro; gracias a la determinación, concreto y mediante la acción pongo en practica las determinaciones que me permiten alcanzar lo anhelado.

Con base en todo lo expuesto, te daras cuenta que mis actos están marcados por la decisión y el amor, pues “querer libremente cuando se ama resulta, casi necesario”. (MACIEL, M. La formación integral del sacerdote, p, 132)

De los obstáculos

Es claro que no todo será miel sobre hojuelas, si queremos una relación fructífera también es necesario vislumbrar los obstáculos que enfrentaremos.

El primer y siempre presente serán las circunstancias; ajenas al control personal, son la parte de lo impredescible, de lo que se debe aceptar, pero no determinante si se cuento con un proyecto de vida en el que se armonizan fines y medios en la construcción de la personalidad.

Y si de obstáculos se trata, los estados de animo pueden llegar a ser los causantes de una ruptura en nuestra relación. Si las circunstancias son obstáculos externos a la persona, los estados de animo pueden llegar a ser el enemigo que duerme dentro del propio hogar. Causados muchas veces por variaciones bioquímicas, los estados de animo suscitan sentimientos que llevan a Deseo. El es mi rival , ya que en apariencia es semejante a mi, porque tambien mueve al anhelo de algo, mas es tan efímero como una ola; asi como sube tiende a bajar, pues se sustenta sobre una base meramente afectiva.

Permisividad es otra de mis mayores enemigos. “permisividad significa que no debe haber prohibiciones, ni temitorios verdados, ni impedimentos que frenen la realización personal, ya que todo depende del criterio subjetivo de uno. Por eso, nada es bueno ni malo.

Esta se sustenta sobre la tolerancia absoluta, dando casi todo por valido y licito, con tal que a esa instancia subjetiva le parezca bien. “ (ROJAS, Obra citada, p. 60=.

¿Por qué permisividad es tan gran obstaculo para nuestra relación? “La respuesta es que un hombre hedonista, permisivo, consumista y relativista, no tiene referentes, ni puntos de apoyo, y acaba no sabiendo a donde va, envilecido, rebajado, cosificado… convertido en un objeto que va y viene, que se mueve en todas las direcciones, pero sin saber a donde se dirige. “(ROJAS, Obra citada, p 61)

Cultivando nuestra relación

Como todo humando, soy perfectible. Cuatro son los elementos que me ayudan a crecer:

  1. La motivación
  2. El orden
  3. La constancia
  4. Una mezcla de alegría e ilusión

 

La motivación

Motiva la felicidad que da el deber cumplido, la satisfaccion de ver los esfuerzos recompensados,  alcanzar el premio esperado. La motivación viene de la claridad de ideales y para ellos un excelente aliado es el “modelo de identidad”, alguien que reuna los atributos que se desea alcanzar. Contar con una persona ejemplar, completa, digna de ser imitada empuja a superar las dificultades y obstáculos que diariamente se presentan en este proceso de conquista.

La esencia de mis mejores elecciones es la satisfacción. Cuando vivo con gozo el haber escogido, hay alegría tras haber tomado aquella dirección me siento motivada para seguir adelante.

El Orden

Orden significa lo recto, lo correcto, es decir, la disposición adecuada de las unidades que constituyen un todo. Lo recto supone una dirección y una meta; un sentido y unos puntos de referencia.

Cuatro son las dimensiones del orden que ayudan a fortalecerme: orden en la cabeza, en el tipo de vida, en la forma y orden en los objetivos.

El primero “quiere decir saber a qué atenerse, tener unos criterios coherentes y operar siguiéndolos de cerca…. Este orden conduce a tener una jerarquía de valores.” (ROJAS, E. Op. Cita p. 65)

Orden en el tipo de vida

Contar con un plan de las  actividades a realizar, utilizar una agena, realizar y cumplir un horario son elementos que posibilitan una vida mas ordenada. La regla fundamental es: sin orden, nunca saldrán nuestros planes.

Orden en forma

Suelo decir que entrar en la habitación de alguien es como hacer un test

El orden exterior me agrada en sobremanera, me pone mas atenta, puedo responder con mas prontitud, asi que todos aquellos interesados en conquistarme, deben ir olvidando eso de tener papeles por todas partes, libros resueltos en su temática, ropa tirada en el suelo. No obstante, si alguno deseo iniciarse en el orden la mejor motivación es ver la utilidad del mismo, vislumbrar la facilidad que tendrá para encontrar lo que busque en cualquier momento, valorar el tiempo perdido en búsquedas inútiles.

Orden en los objetivos

Nuestra relación será prospera y feliz si contamos con pocos objetivos. Sin importar cuantas sean nuestras metas nos agobiaremos menos y trabajaremos mejor teniendo pocos objetivos a la vez. Asi, alejaremos a otra de mis enemigas acérrimas, Dispersion. Cuando ella entra en nuestras vidas, yo me vuevo débil, laguida y tu empiezas a olvidarme.

Por otra parte, la propuesta que siempre ehago a cuantos se interesan en llevar una relación seria conmigo es, establecer objetivos a corto, mediano y largo plazo; de esta forma, al paso del tiempo es factible que alcancemos muchos objetivos sin agobiarnos.

La constancia

Mi mejor amiga, constancia. Somos inseparable, juntos con su hija, virtud. Para ser amigo de ellas es indispensable saber claramente que se quiere, pues la falta de claridad, la dispersión en objetivos y la falta de exactitud en las pretensiones son rasgos psicológicos que no ayudan a la constancia.

Seguramente, todos lo intereados en conquistarme serán buenos amigos de constancia, por ellos, compartiré con ustedes los rasgos que la distinguen.

En primer lugar, una actitud positiva que le predispone interiormente a no darse por vencida a sabiendas de que no siempre enfrentara obstáculos a sus planes. Su actitud se rige por la premisa <>-

“vencerse en lo pequeño y dar batallas en objetivos en apariencia insignificantes son los rasgos de cualquier valor de aprecie”. Esta, sin lugar a dudas, es la frase que la distingue. Gracias a la cual su relación con Habito va viento en popa. El le enseña a mantenerse firme, pues le entrena en el  vencimiento a través de la repetición de actos, que implican renuncias no muy grandes pero frecuentes.

Ambos, Habitos y constancia tienen un espíritu deportivo de lucha logrado mediante ejercicios de vencimiento, superación de pequeñas derrotas, capacidad para reponerse y volver a empezar, retomar las ilusiones del principio y crecerse ante los imprevisto que frenan el avance. Sin embargo, como en toda familia, nunca falta la oveja negra. Vicio les da tantos dolores de cabeza; con el se adiestran para saber perder y ser capaces de empezar de nuevo.

Alegría y entusiasmo

Mis entrañable amigos; son el ingrediente perfecto para toda persona. Gracias a su compañía uno se encuentra en camino de alcanzar el objetivo de realización plena. Mas, dos son los requisitos que ellos solicitan para establecer una amistad solida: haberse encontrado a si mismo y tener un proyecto de vida.

Conforme nos vayamos conociendo les podre explicar mas al respecto. En tanto, cerraremos aquí este encuentro.

Es problema que en muchos haya despertado el deseo de conquistarme. Se habrán percatado de los muchos beneficios que traerá a su vida tenerme como compañera. Así pues, les dejo esta, mi carta de presentación para que todos lo interesados la reflexionen y en artículos sucesivos la conquista sea mutua.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento