Menu


Inculturación, el mayor reto de la catequesis
Podemos decir que la inculturación es la conversión de las culturas y es importante por dos razones básicas. Por un lado, cada destinatario de la evangelización ( es decir, todo ser humano) forma parte de una cultura; por otro lado, la inculturación posibilita la comunión éntrelas diversas culturas, es decir, la catolicidad de la Iglesia. Expliquemos un poco.


Fuente: Tiempos de Fe, año 1,



 

Inculturación, el mayor reto de la catequesis

Estaba escandalizada, era la responsable de la catequesis en una parroquia de la ciudad de México y los miembros del equipo de liturgia habían puesto una ofrenda de muertos en el altar mayor. Ver las ofrendas en las casas era una cosa, pero ¡verla adentro del templo! Eso sí que no. Inmediatamente, acudió al párroco para protestar por ello. 

ÉL la recibió en su oficina y luego de escuchar todas sus proteínas, serenamente le dijo:”Orar por los muertos y recordarlos es una práctica de piedad muy recomendable. Si los nativos de esta tierra del centro de la República Mexicana tenían esa costumbre tan enraizada, por qué no cristianizar su tradición y enriquecerla con la forma de ver la vida y la muerte que Cristo nos enseñó. Los cristianos sabemos que hay una vida después de la muerte; los aztecas los sospechaban, pero sin saber qué es el paraíso y que el acceso a la vida eterna está garantizado gracias al triunfo de Cristo sobre la muerte”.

El distanciamiento entre el Evangelio y la cultura es el problema más grande de la Iglesia hoy. ¿Cómo superar tal reto? El Papa y los Obispos responden en varios documentos entre los cuales destaca el más reciente, la exhortación apostólica La Iglesia en América: hay que evangelizar la cultura, inculturar el Evangelio. Pero, ¿qué debemos entender por inculturación? 



Y, ¿cómo realizar este proceso?

Hacia una definición del término

Los obispos mexicanos escriben a la inculturación como “el ingreso del Evangelio en las culturas y la entrada de las culturas en la vida de la Iglesia a través de un proceso lento y pedagógico, marcado por el diálogo”.

Sin embargo, ésta definición no da cuenta que la inculturación implica sobre todo un  conjunto de “esfuerzo…. Por presentar el mensaje y los valores de evangelio encarnados en formas y términos propios de cada cultura, de manera que la fe y la vida cristiana de cada Iglesia local se inserten de la forma más íntima y profunda posible en el propio marco cultural,” sin que por ello cambie el Evangelio o se reduzca su mensaje.

De lo anterior obtenemos que la inculturación ante todo un proceso que implica esfuerzos con el fin de encarnar la fuerza del mensaje evangélico en el corazón de cada cultura. Para que esto sea posible es necesario: que los evangelizadores conozcan con la mayor profundidad posible, los componentes esenciales de las culturas donde llevan a cabo su labor; aprenden sus expresiones más significativas y respeten sus valores y riquezas.



Así el encuentro del Evangelio con las culturas grandes esfuerzos por parte de los evangelizadores y se realiza siguiendo los tres misterios fundamentales de la vida de Cristo.

Pasos del proceso de inculturación

    1    Encarnación. Cuando Cristo se encarna asume la naturaleza humana y por tanto, las condiciones históricas y geográficas de una cultura en particular (la cultura hebrea), aunque su muerte redentora trajo la salvación a todos los hombres de cualquier cultura, raza, condición y época. Por la encarnación, el Hijo de Dios asume todo lo humano, menos el pecado. El Evangelio, cuando llega a ser anunciado a un pueblo, se encarna y asume todo lo humano bueno que hay ahí; lenguaje, valores, tradiciones, virtudes.

La primera ley de la inculturación es la encarnación, ya que el mensaje de salvación es para todos los pueblos.

    1    Pascua. Cristo va a la cruz, padece, muere y resucita para purificarnos del pecado. También debe haber una redención de las culturas. En éstas, como fruto de la acción del hombre, está también la consecuencia del pecado, por tanto hay aspectos negativos; costumbres, principios, antivalores que van en contra de la dignidad y el bien del hombre y no pueden ser aceptadas aunque se les ponga la etiqueta de cultura.

Ahí tiene que intervenir el misterio de la redención de Cristo para  todas las semillas que del Verbo tienen, para llevarlas a su plenitud mediante la fe.

Pentecostés.  El Espíritu Santo reúne en Pentecostés a pueblos de diferentes culturas y lenguas, cada uno con su cultura pero todos entendiendo el mensaje se unen en una misma fe sin poder su identidad cultural.
Importancia de la inculturación

Podemos decir que la inculturación es la conversión de las culturas y es importante por dos razones básicas. Por un lado, cada destinatario de la evangelización ( es decir, todo ser humano) forma parte de una cultura; por otro lado, la inculturación posibilita la comunión éntrelas diversas culturas, es decir, la catolicidad de la Iglesia. Expliquemos un poco.

El hombre de cualquier tiempo y lugar entra en contacto con la Palabra a través de una comunidad concreta, misma que contribuye a la formación de los valores, principios y hábitos del individuo. Para impulsar la conversión de las personas es necesario saber cuáles son sus raíces culturales a fin de recuperar todo lo positivo y transformar lo negativo.

La inculturación ayuda a las culturas “a hacer surgir de su propia tradición viva, expresiones originales de vida, de celebración y de pensamiento cristianos”.

Cuando una comunidad se abre a la Buena Nueva conservando su identidad cultural, su integración a la Iglesia es más auténtica y el Cuerpo Místico de Cristo se enriquece con nuevos valores.

A través de la inculturación, el Evangelio es punto de encuentro y de fraternidad entre todas las culturas. De esta manera, la transformación de la humanidad se lleva a cabo, siguiendo aquello que dijo Jesucristo respecto de la Ley Judía: “No he venido a abolir la Ley, sino a darle su plenitud”. Por analogía se puede decir que los evangelizadores no van a destruir las culturas, sino a darle su plenitud”. Por analogía se puede decir que los evangelizadores no van a destruir las culturas, sino a llevarlas a su culmen.

Extremos a evitar

¿Cómo estar ciertos de que con el trabajo evangelizador que se realiza estamos encarnando el mensaje evangélico y no dando lugar a un sincretismo religioso, o bien “reduciendo a nada la cruz de Cristo”? La medida es el misterio pascual de Cristo. Sólo Dios salva y lo hace a través de la pasión, muerte y resurrección de su Hijo.

Si perdemos de vista esa verdad fundamental, en el afán de adaptar el Evangelio al lenguaje y expresiones de un pueblo, se corre el riesgo de que las personas pongan su fe en imágenes y ritos más que en Jesucristo. O bien, que olvidándose de la cruz de Cristo cimienten su salvación únicamente en su buena conducta y no en el amor misericordioso de Dios.

Conclusión

“La iglesia “existe para evangeliza”, esto es, pura “llevar la Buena Nueva a todos los ambientes de la humanidad y, con su influjo, transformar desde dentro, renovar a la misma humanidad”. ”Para realizar tal misión la Iglesia debe llevar a cabo el proceso de inculturación del Evangelio, es decir, la Encarnación del mensaje evangélico en las culturas.

“De la catequesis como de la evangelización general, podemos decir que está llamada a llevar la fuerza del evangelio al corazón de la cultura y de las culturas. Para ello, la catequesis procurará conocer estas culturas y sus componentes esenciales: aprenderá sus expresiones más significativas respetará sus valores y riquezas propias. Sólo así se podrá proponer a tales culturas el conocimiento del misterio oculto y ayudarles a hacer surgir de su propia tradición viva expresiones originales de vida, de celebración y de pensamientos cristianos”.

“Todo esto implica que la Iglesia…. Se esmere en adaptarse, realizando el esfuerzo de un trasvasamiento del mensaje evangélico y a los símbolos de la cultura en la que se inserta.

Por tanto, a la Revelación de Dios en Jesucristo le llamamos Encarnación; al anuncio de la Buena Nueva evangelización; y a la asimilación del Evangelio en cada pueblo, inculturación.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento