Menu


Bienvenida e introducción
Recopilación de la doctrina de la iglesia católica sobre las virtudes.


Por: Marta Arrechea Harriet de Olivero | Fuente: Catholic.net



Curso: Las 54 virtudes atacadas
Autora y asesora del curso: Marta Arrechea Harriet de Olivero
Lección: Bienvenida e introducción


¿Quién es Marta Arrechea Harriet?

Marta Arrechea Harriet de Olivero
Es Especialista en Educación católica y formación en las virtudes. Nació en Bahía Blanca, Argentina. Viuda. 3 hijos. Escritora.

Transcurridos seis años desde su último libro “Cómo conocerse y confesarse bien”, Marta Arrechea Harriet de Olivero continúa su misión evangelizadora con “Las 54 virtudes atacadas”, donde plantea las consecuencias que sufre el hombre por la revolución anticristiana.

Católica practicante, esta bahiense que comenzó su vida espiritual de modo profundo cuando a los 32 años realizó un retiro ignaciano, enfatiza el dolor que le provoca presenciar la destrucción de la sociedad. Presenta su nuevo libro como un instrumento compacto, fácil y accesible para todos aquellos que tienen la responsabilidad de formar la infancia y la juventud.

¿Cómo nace el libro?

--Nace del dolor que me produce asistir a la degradación del ser humano. Es una respuesta al ataque hacia la cultura judeo-cristiana, en especial a la infancia y la juventud. Nuestra generación conoció una sociedad con principios, usos y costumbres cristianos, pero los jóvenes hoy los desconocen y sólo reciben propuestas anticristianas y hasta antinaturales.

¿Cuál es entonces el objetivo del libro?

--Que sean un instrumento para la reconstrucción de la persona. Está pensado, fundamentalmente, para los colegios, aunque abarca a las familias, parroquias y a todos aquellos quienes tengan un pequeño par de ojos y de oídos alrededor, con el derecho de ser formados y de conocer la Verdad.

¿Su planteo es Teológico?

Sí, de lo contrario, no se entendería en profundidad lo que digo. Esta revolución es tan profunda y está tan bien organizada que su director no puede ser un hombre, sino el propio Satanás.

¿Por qué el libro grafica esa línea histórica de la revolución anticristiana?

--Porque clarifica visualmente el paso del hombre por la Tierra desde su creación y la batalla que a través de la historia Satán libra contra Dios Creador para arrebatarle el alma inmortal del hombre.

La Iglesia Católica potencia esta escuela de inculcar las virtudes (ya existentes en los pueblos paganos de Grecia y Roma) para que el hombre se asemeje lo más posible a la idea que Dios tenía de él cuando fue creado. Cuanto más virtuosa es una persona, más persona es.

Construida la cristiandad, a través de 15 siglos de evangelización, podemos ver en el siglo XVI, cómo la rebeldía del monje católico Martín Lutero quebró la unidad de la conciencia europea en dos.

A partir de allí el Occidente cristiano se resquebraja con la Reforma Protestante que genera, más tarde, el liberalismo, la masonería, la Revolución Francesa, el socialismo, el marxismo, el nazismo y, actualmente, la revolución marxista gramsciana en la que estamos inmersos.

Antonio Gramsci pudo hacer la revolución porque tuvo estos ‘compañeros de equipo’ que le pusieron la pelota ‘frente al arco’. Los papas fueron denunciando, a través de los siglos, todos estos errores, pero ya no se los escucha.

¿En qué consiste la revolución cultural de Gramsci?

--Antonio Gramsci vivió en la primera mitad del siglo XX y era marxista. Mussolini lo puso preso y allí escribió los famosos “Cuadernos de la cárcel”. Gramsci murió en una clínica psiquiátrica de Roma, pero le dejó la “receta” al marxismo para “tomar” al Occidente cristiano. Éste estaba levantado sobre tres pilares: los 10 mandamientos (como ordenador moral); la familia (como ordenador social) y la propiedad privada (como ordenador económico). El decía que contra esas tres columnas la embestida no se podría sostener. Para esto habría que, primeramente, quebrar las instituciones (que arman el cuerpo social como el esqueleto a la persona), descabezarlas y desprestigiarlas para que las futuras generaciones llegaran a pensar que no eran necesarias. Este punto es esencial en la revolución marxista gramsciana. En pocos años irían naciendo futuras generaciones sin Dios, sin Patria, sin raíces, sin identidad nacional, sin principios, sin familia y, por lo tanto, manejables.

¿Qué método utilizó Gramsci?

--Copiando a la Iglesia, el de la repetición, con la diferencia de que la Iglesia, durante siglos, había evangelizado respetando la libertad del hombre. La Iglesia jamás violentó la conciencia de la persona. Ni siquiera bautiza si los padres no están de acuerdo. Contra esto Gramsci propone tomar los medios de comunicación y la educación para destruir la cultura judeo-cristiana, avasallando todos los derechos de la Iglesia y de la persona e imponiendo una visión materialista del hombre, negando toda trascendencia.

¿Qué propuestas les llega hoy a los jóvenes?

--Una vida totalmente anticristiana y antinatural. Por ejemplo, lo natural es que al varón le atraiga la mujer. Sin embargo, hoy, desde la niñez, se les enseñará en los colegios que el sexo no está impuesto por la naturaleza, sino que “se construye”. Se les presentarán cinco modelos posibles de familia y no la natural, de varón y mujer, como fue creada por Dios, avasallando todos los derechos de la Iglesia sobre los bautizados y aún los derechos naturales de los propios padres a educar a sus hijos.

¿Puede mencionar una virtud atacada por la revolución anticristiana?

--Analicemos una virtud simple, como la hospitalidad, que es de orden natural y se potenció a partir del nacimiento de Jesucristo. La Argentina, como país católico, se distinguió siempre por su gente hospitalaria. Hoy, debido a la inseguridad en que vivimos, está atacada y es imposible practicarla. Nadie se anima a abrirle la puerta a un desconocido, ni a darle una mano porque no sabe si lo asaltarán, lo robarán, lo violarán o lo matarán. Por otro lado, la ‘industria del juicio’ ha pulverizado la famosa ‘gauchada’ Argentina, hija de la hospitalidad, de colaborar, levantando a la gente en los caminos. Tanto es así que los camioneros eran conocidos en nuestra Patria como los ‘caballeros’ de la ruta.

¿Cuál es su mensaje final?

--Como Hija de la Iglesia, mi mensaje es de esperanza. En 1986, en Santiago de Compostela, el papa Juan Pablo II lanzó un grito de amor diciendo: “Vieja Europa: sé tú misma. Vuelve a tus raíces”. Y Europa le contestó con la constitución atea. El Santo Padre volcó entonces sus ojos hacia nosotros y nos dijo: “¡Hispanoamérica: esperanza de la Iglesia!”. Ese desafío es para nosotros si volvemos a reconstruir la sociedad sobre la ley de Dios. Europa tiene mucho dinero, pero ha renegado de sus principios cristianos, de allí que sus dirigentes se manejan con total apostasía. El desafío se nos presenta imposible, pero debemos recordar que todos los enemigos de Dios son incapaces de crear un átomo por sí mismos.



Motivación y objetivo de este curso

Este curso no es más que una recopilación de la doctrina de la Iglesia Católica, que durante siglos sacerdotes y laicos ya han expresado y enseñado. Consciente de las dificultades actuales para conocerla debido al activismo de la vida moderna, este trabajo consistió básicamente en recopilar las virtudes para dejar un arma de reconstrucción de las personas y por ende de la sociedad. Y digo arma porque hay un ataque intelectual y moral dirigido a la persona humana y a toda nuestra cultura cristiana al que habremos de responder.
Ofrecer una brújula que marque el camino a retomar. Un instrumento más para lograr transmitir (en relativamente poco tiempo) todo el abanico de virtudes que la Iglesia enseñó durante siglos, tendiendo su mano de madre y maestra a los hombres, para ponerlos de pie como personas. Una respuesta a la orden dada por Dios al hombre en el génesis, para que “señoree” sobre todo lo creado. Un compendio compacto para que las virtudes que permiten este “señorío” de un ser humano pleno y maduro pudieran volver a ser inculcadas, explicadas, estudiadas, comprendidas y valoradas, sin que ello tomara un siglo o varias generaciones.

Mi hija María, al releer el primer bosquejo de esta recopilación de “Las 54 virtudes atacadas” escribió debajo: “Si tan sólo alguien nos explicara esto desde pequeños, cuánto más fácil sería todo... para los maestros y padres enseñar, para nosotros disponernos a aprender, a obedecer, a ser dóciles... si entendiéramos desde chicos el sentido de estas virtudes y no sólo la explicación de: “Hay que obedecer porque soy tu padre”...

Este planteo legítimo de mi hija, responde a que nuestras generaciones hemos heredado y disfrutado los beneficios de los usos y costumbres de siglos de civilización cristiana que construyeron otros. Pero no fuimos preparados para explicar la raíz y el sentido de cada una de ellas y transmitirlos a las generaciones que vienen. Y mucho menos, fuimos prevenidos para batallar contra su ataque, aún en el seno de los ámbitos de la educación y formación.

Es por eso que este Curso además, quisiera ser un puente, por donde puedan pasar estos valores y sus fundamentos a las generaciones que siguen y recomponer el quiebre.

Hoy los tiempos lo requieren. Primero, por el ataque que sufre nuestra cultura cristiana y por la intoxicación espiritual y mental que sufren los jóvenes en los colegios, las universidades y los medios de comunicación. Segundo, porque una vez conocido el fundamento de las virtudes que desarrollan una personalidad plena y explicadas las razones de ser de cada una, los jóvenes podrán optar (como siempre ha sido) entre adquirirlas para sí y ser personas libres, o libremente rechazarlas. Porque para ser libres hace falta poder elegir. Y para poder elegir, primero hay que conocer las opciones.

Dios es la Verdad, el Bien, la Justicia y la Belleza. Los cuatro atributos son vías para llegar a Él. Yo llegué por la vía intelectual. Quedé extasiada ante la Verdad, aun habiendo crecido en una sociedad con usos y costumbres todavía cristianos. Estudiando y comprendiendo después, que ellos eran fruto del esplendor de la Verdad impregnado en la sociedad y, contraponiéndolo con el actual caos de la nuestra (y con lo que el resultado de la revolución anticristiana ha “dejado” de la persona en esta fase final de la embestida) con los saldos de la destrucción de todos aquellos usos y costumbres que embellecían la vida y suavizaban la convivencia, mi convencimiento intelectual se ha transformado ahora en una certeza, por lo evidente. La cultura cristiana y lo que ella libremente enseñaba era y es lo bueno porque lo que ahora nos imponen se evidencia como lo malo.

Mi intención es simplemente que este curso sirva, que aclare, que ilumine, que enseñe, que ayude a comprender a tantas almas que tal vez vivan a oscuras, como otras (durante años) me enseñaron y me iluminaron a mí. Para ello he intentado lograr la claridad y sencillez necesaria para hacerlas entendibles y accesibles a todos los jóvenes y personas de buena voluntad invitándolos a tratar de ser mejores, una vez que hayan comprendido que merece la pena.

[La tapa del libro expresa el motivo por el que fue escrito. El ángel de la guarda ha sido el guardián que Dios nos ha puesto para nuestra defensa, custodia, amparo y protección. Para guiarnos y aconsejarnos a obrar el Bien y ayudarnos a evitar el mal. Su responsabilidad sobre cada alma siempre consistió en acompañarnos en nuestro camino por la tierra y protegernos de “las tentaciones y asechanzas del demonio”. Ante el ataque tan brutal que sufre hoy desde la más tierna infancia el alma humana, donde la niñez ya no tiene ni espacio para crecer en la inocencia, el angel llora… su desconsuelo nos expresa la enormidad de pecados que se cometen por la dificultad de transmitir él a las almas las buenas inspiraciones, debido a la desproporción que existe entre las incitaciones al mal y las de hacer el Bien. Porque el medio social debe ayudar a vivir en la virtud. Estruja nuestro corazón, como le sucede al ángel, ver la destrucción y la violación de tantas inocencias. El ángel es consciente de lo que esta demolición espiritual derivará en sufrimiento a través de toda la vida, por no llegar las tiernas almas y corazones de los niños a conocer la plenitud, la libertad, la belleza y el “señorío” que otorga a la persona el vivir en la virtud.]


Ejercicio y tarea (para publicar en los foros del curso)

Lee y estudia el texto “Síntesis línea histórica de la revolución anticristiana” y responde las siguientes preguntas.


Para ir al texto da click en el siguiente enlace (puedes descargarlo con las herramientas del artículo que se encuentra al final, debajo a la opción de comentarios)

“Síntesis línea histórica de la revolución anticristiana”

1. ¿Para qué creó Dios al hombre? ¿Cuál es el designio de Dios para el hombre?
2. ¿Por qué Dios quiso que el hombre naciese en el seno de una familia?
3. ¿Cómo se comprende la realidad del pecado? ¿Qué es la caída de los ángeles?
4. ¿Por qué se intenta destruir toda la moral occidental de origen judeocristiana?
5. ¿Por qué se ataca constantemente a la doctrina de Cristo y a la Iglesia Católica?
6. ¿Qué consecuencias tendrá un hombre sin Dios, sin Patria, sin raíces, sin ley moral, sin familia, sin derechos naturales que pueda defender?
7. Ante esta “revolución anticristiana ¿por qué crees que este curso sobre las virtudes sea importante?
8. Algún comentario o sugerencia sobre este tema…

Para la reflexión personal (de uso personal las respuestas no se publican en los foros del curso)

1. ¿Qué lugar ocupa Dios en mi vida? ¿es algo que ya se da por supuesto o, es presencia viva y operante, en todas mis acciones?

2. ¿Qué lugar ocupa Dios en la jerarquía de valores de mi vida? ¿Hay sectores en los cuales prácticamente Dios no entra: profesión, diversiones, aficiones, disponibilidad de tiempo?

3. ¿Acepto con fe motivada las verdades que Dios nos ha revelado en la Biblia? ¿Creo en la Iglesia? ¿me preocupa cómo es atacada y adopto una postura de mayor coherencia de vida para poder defenderla?

4. ¿Procuro tener una adecuada, sólida y profunda formación católica para poder defender mi fe? ¿Es una formación permanente? ¿Exigente? ¿En qué baso dicha formación?

5. ¿Influyen en mí las corrientes de pensamiento que niegan la existencia de Satanás y del infierno? ¿la posibilidad de pecar? ¿Los criterios del mundo que relativizan los principios morales? ¿Cambio mis criterios morales porque van contra de lo que la mayoría hace?

Si tienes alguna duda sobre el tema puedes consultar a Marta Arrechea Harriet de Olivero en su consultorio virtual

Consultorio virtual

Para ir a los foros del curso y publicar tu tarea da click en el siguiente enlace

Foros de curso las 54 virtudes atacadas


Si te falta alguna lección del curso o deseas consultar las anteriores, da click en el siguiente enlace:

Todas las lecciones del curso

Si tienes alguna dificultad práctica (metodología, tareas, foros, envíos) consulta la guía:

Guía Práctica







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |