Menu


Décalogo para ser Fiel en el Matrimonio (Parte II)
La Palabra Empeñada, nuestra vocación nos dará el resultado de lo que en realidad somos.


Por: P. Dennis Doren, LC | Fuente: Catholic.Net



La fidelidad implica tomar el timón moral de nuestras vidas y no soltarlo para que el rumbo se mantenga a pesar de las tempestades. Todos los días de nuestras vidas tendremos que optar por pequeñas decisiones para permanecer fieles a lo que aprendimos como bueno en nuestra infancia, a nuestros afectos, a nuestro camino elegido. De ahí que cada uno de nosotros fuese al final de su vida, y en gran parte, el artífice de su propia historia de fidelidades y de traiciones. El cúmulo de pequeñas fidelidades o infidelidades a la palabra empeñada, a los compromisos asumidos, a nuestra propia vocación o tarea, es lo que nos dará el resultado de lo que en realidad somos.

    6) Superar el pasado para no volver las páginas de agravios del otro.

    “Fuiste, me hiciste, dejaste de hacer, te lo decía”, son frases de reproche. Lo pasado hay que perdonarlo con grandeza de alma. Sobre el pasado se debe construir un futuro de amor y perdón. Si se sacan continuamente los agravios, la herida no cura, no cicatriza, sigue supurando y termina con tensiones.

    7) Dominar la tendencia a controlar y vigilar al cónyuge.

    “¿Qué hiciste?, ¿con quién estuviste?” El matrimonio tiene que tener como base la confianza en el otro. Si continuamente se desconfía del cónyuge, se tiene miedo a la infidelidad, se vive con celos y ese matrimonio es un tormento. El cónyuge no debe ser nunca policía del otro cónyuge, sino compañero y amigo de camino.



    8) Cultivar el sentido del humor.

    El buen humor oxigena al matrimonio. La vida no es una tragedia ni tampoco una comedia, es un drama con cosas buenas y malas. El humor logra un buen nivel de higiene mental. La persona sin humor se vuelve suspicaz, malhumorada, susceptible. El buen humor hace crecer en armonía y calma el matrimonio.

    9) Gratifica a tu esposo/a con un día azul y cada año con un buen regalo.

    Hay que romper la monotonía, la rutina. Hay que salir a pasear con la esposa e hijos, llevarlos a comer a algún lado, regalarles algo sorpresivamente sin tener que esperar a cumpleaños, aniversarios, etc.

    10) Integrar todos los aspectos del amor (afectivo, amistoso, sexual, espiritual)



    Afectivo: El amor afectivo comunica ternura ¿Qué es la ternura? Es ese meterse en el estado de ánimo del otro, compartir ese ánimo ¿Cómo es posible que el esposo/a no se de cuenta que el otro cónyuge está enfermo, triste? ¿Por qué? La ternura se acerca al alma para dar comprensión al otro, es altruista, es deseo de comprensión, de aceptación del otro. En cambio, la sensualidad es egoísta, busca su propio placer, su propio interés de goce. El amor afectivo en el matrimonio se manifiesta a través de una caricia noble, una sonrisa, es desinteresado.

    Sexual: El sexo es un instrumento que ha puesto Dios para dos finalidades: procrear (comunicar vida) y para crecer en el amor en la entrega dentro del matrimonio. De esta manera el sexo se convierte en un lenguaje interior profundo con el ansia de transmitir al otro lo que somos, por lo tanto, se convierte en un diálogo de amor y no en una mera satisfacción. Es la entrega de toda la persona, si no se da esto, es pura satisfacción, incluso instrumentalización de la pareja. La pornografía distorsiona el sentido y el valor de la persona humana, convirtiéndola en un mero objeto de satisfacción, en donde el egoísmo es el que prevalece. El cuerpo no es un bien de consumo, es instrumento de diálogo profundo de dos personas.

    Amistoso: Amar al otro como persona, respetarlo como tal. Encontrar en el otro un otro yo con el cual compartir alegrías, tristezas, gozos, dudas. Es el amor que te da al otro en la intimidad de la persona. A la persona digna a la que nos damos, nos revelamos. Amar al otro buscando, queriendo, protegiendo, defendiendo el bien del otro. El amor de amistad dice: yo te quiero porque eres tú, te hago feliz porque te quiero; mientras que el egoísta dice: me haces feliz porque me satisfaces. El egoísmo es el gusano del amor. Tener un amigo es tener un tesoro, quien lo encuentre que no lo pierda. Es un amor firme cuando estamos débiles; alegre, cuando estamos tristes. Cristo es nuestro mejor amigo, luego debe seguir el cónyuge con el cual vamos a compartir nuestra existencia.

    Espiritual: Amar al otro porque es hijo de Dios, es hermano en Cristo y tenemos que amarlo con las mismas características del amor divino: con amor de perdón, abierto, que anima, que reparte todo lo que tiene, que sabe ver detrás no sólo al esposo/a sino a un hijo de Dios. Dios ama a todos con amor espiritual y lo trajo a la humanidad a través de Cristo para que así podamos amarlo mejor y amar a los hombres por amor a Dios. Este amor se aumenta con oración y sacramentos. Quien más ora, más amor espiritual tendrá. Si no se da esta dimensión espiritual, las otras dimensiones se caen.

    Espero que estas reflexiones te sirvan en tu camino de fidelidad, te dejo unas breves preguntas, que tomé de un curso de virtudes, para que en algún  momento del día puedas hacer un pequeño alto en tu camino y hagas un breve examen de cómo va tu fidelidad:

    ¿Vivo la fidelidad de hoy en las cosas pequeñas como mejor preparación para las cosas grandes, porque lo pequeño es la medida de lo grande? ¿Veo claro que cada infidelidad consciente es un acto de egoísmo y en pensar solo en mí? ¿Comprendo que sólo en la fidelidad puedo hacer a mi alma y a mi persona apta para realizar los planes de Dios sobre mi vida? ¿Me siento, a cada infidelidad, apartado de esos planes, busco corregirme y mejorar? ¿He sido infiel a Dios? ¿A mí mismo? ¿A mi familia? ¿A mis amigos? ¿Cuál es la causa de ello? ¿He buscado ayuda y he pedido perdón? ¿Fomento y consiento situaciones, momentos, estados peligrosos para mantener la fidelidad? ¿Soy fiel a mis propósitos? ¿Los quebranto con la misma facilidad con que los hago? ¿No siento la responsabilidad de ellos? ¡Cuánto para reflexionar, y qué importante es hacerlo!

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |