Menu


La felicidad en la infancia
La convivencia y el acercamiento familiar son fundamentales para la estabilidad emocional de los niños.


Por: Redacción | Fuente: yoinfluyo.com



Mucho hemos insistido en la urgencia de legislar políticas públicas que regulen y favorezcan la conciliación entre familia y trabajo. En una ciudad como la nuestra, son los niños los que sufren las consecuencias de esta falta de regulación.

Los horarios que los adultos deben cubrir para cumplir con sus jornadas laborales afectan considerablemente el desarrollo físico y emocional de los niños. Muchos padres de familia tienen que levantar a sus hijos entre las cinco y seis de la mañana para que les dé tiempo dejarlos en la guardería, en el colegio o en la casa de algún familiar antes de irse a trabajar y de igual manera al término del día, los pequeños tienen que ajustarse al horario de sus padres para poder regresar a su casa a descansar. Estamos hablando que si los padres cubren un horario de 8 horas y le agregamos dos horas en promedio de traslado, los niños pasan fuera de su hogar y lejos de sus padres, un promedio de 10 horas al día.

Un estudio sobre “La felicidad en la infancia” realizado por la juguetería Imaginarium en España, encontró que las tres principales causas de la infelicidad en los niños son: Que los padres no puedan pasar tiempo con ellos, no poder jugar con sus padres y que les castiguen porque se portan mal.

Por otro lado, el tener que cumplir con horarios tan extremos para salir y regresar a su casa no favorece en nada la salud física de los pequeños, ya que según los pediatras un niño debe dormir y descansar en promedio de 10 a 12 horas para tener un buen desarrollo y desempeño escolar.

Sabemos que el ingreso económico es muy importante para las familias ya que de él depende su estabilidad. Sin embargo, es necesario buscar estrategias que ayuden y favorezcan la convivencia familiar.



En Red Familia te damos algunos tips que pueden ayudarte a promover la convivencia con tus hijos:

1. Hazles saber lo importantes que son para ti, no solo con palabras sino con tu tiempo.

2. Busca tener contacto con ellos durante el día para saber que hacen y como les fue en el colegio.

3. Evita llevarte trabajo a casa para que puedas dedicarles toda tu atención.

Recuerda que la convivencia y el acercamiento familiar son fundamentales para la estabilidad emocional de los niños. Porque en la familia, está la solución.



 







Compartir en Google+




Consultorios
Reportar anuncio inapropiado |