Menu


Intentaron apoderarse de él, pero se les escapó de las manos
Meditación al Evangelio 26 de marzo de 2021 (audio)


Por: Mons. Enrique Díaz | Fuente: Catholic.net



¿Qué se necesita para creer en Jesús o para rechazarlo? Estos días hemos estado reflexionando la dura oposición que recibe por parte de los judíos al grado de coger piedras para apedrearlo, pero al mismo tiempo encontramos que muchos acudían a Él y por las obras que hacía, creían en Él.

Jesús al tratar de convencer a los judíos se define a sí mismo como Hijo de Dios y acepta la acusación de que se ha llamado Hijo de Dios. Es más, pone como criterio de su autenticidad todas las obras que está haciendo y que son iguales a las de su Padre. Él cumple su misión salvadora haciendo presente en medio de los hombres lo que el Padre le ha mandado: sana, predica, levanta, perdona, resucita… todas son acciones propias de su Padre y manifiestan su divinidad.

Ya estamos muy cercanos a la Semana Santa y cada uno de nosotros también tendrá que definirse frente a Jesús y las obras que cada uno de nosotros realice demostrarán de qué lado estamos. Si nos decimos también hijos de Dios por nuestro bautismo y nuestra consagración, tendremos que demostrarlo haciendo las obras de nuestro Padre Celestial.

Cada momento debemos tener presente que hemos adquirido la misma misión de Jesús y que consiste en continuar la obra del Padre. Él siempre estará a nuestro lado. Es un riesgo, pues en muchas ocasiones es peligroso porque debemos decir la verdad; es duro, porque muchas veces tendremos que vencer nuestro egoísmo y nuestras ambiciones, pero sólo así nos mostraremos como verdaderos hijos de Dios. Padre Bueno, que por medio del bautismo nos has asociado a la misión salvadora de tu Hijo Jesús, concédenos que estos días santos los vivamos en tu presencia, bajo tu mirada y buscando hacer tus obras.








Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |