¿Por qué tus discípulos no ayunan?
Cuaresma y Semana Santa
Mateo 9, 14-15. Cuaresma. Cristo vino a cargar con nuestras flaquezas. Él tiene el bálsamo que cura nuestra alma