¿Tiene sentido ayunar?
Mensaje de Benedicto XVI a propósito de la Cuaresma