¿Es frágil la fe?
Tener fe es elegir entre dos modos de ver la vida