El joven rico
Las enseñanzas de Jesús
La esperanza en la meta lleva a no querer tomarse anticipos de otras felicidades que, por ser terrenas, siempre son efímeras.