La quimera de la igualdad
Evidentemente, la humanidad ha comprado esta falsa ilusión de que la igualdad es un objetivo en sí mismo