No hay futuro
El amor que no se prolonga en otro ser acaba sucumbiendo a la náusea de su propia esterilidad