Dios, Haití y nosotros
El esfuerzo de los ateos es contradictorio, ya que niegan la existencia de Dios pero lo culpan de todo lo malo que nos pasa