Tipo de cambio
El primer reto del cristiano, su primera gran decisión, es permitir que Dios le cambie