Una sencilla flor de campo
Cristiano de hoy
Si tú eres maravillosa, estupenda, ¿qué podré decir de la belleza y la ternura que se esconde en cada corazón humano?