No hay que tener miedo
Cristiano de hoy
Pues cuando parece que Jesús va dormido, estás más al tanto que nunca y es cuando menos nos dejas de su mano.