Historia y leyenda: la Flor de Lis
El primer uso oficial de la flor de lis se remonta al siglo V junto a la expansión de la Iglesia Católica