El trabajo es sagrado y se aprende en la familia que educa con el ejemplo de los padres
Trabajar es propio de la persona humana. Exprime su dignidad de ser creada a imagen de Dios