¿No es Dios infinitamente misericordioso?
Dios es infinitamente misericordioso, pero también es infinitamente justo