La educación es un don, pero no solo para uno mismo
El Papa Francisco recibe una delegación de estudiantes internacionales
Estudiar en el extranjero “es algo bueno y fecundo”, pero “doloroso” cuando se abandona el propio país porque falta posibilidad de inserción