Levántate, toma tu camilla y anda
San Juan 5, 1-16. IV Martes de Cuaresma