Transformar lo ordinario en extraordinario
Santo Evangelio según San Juan 11, 45-56. Sábado V de Cuaresma.