Dios creo al hombre...
La dignidad sagrada de la persona y los derechos humanos