En el diálogo con Dios no hay espacio para el individualismo
Afirma el Papa Francisco en su catequesis pronunciada en el Aula Pablo VI