Jesús se le quedó mirando con cariño
Santo Evangelio según San Marcos 10, 17-27. Lunes VIII del tiempo ordinario