¡No está aquí... ha resucitado!
22 de abril de 2019
Santo Evangelio según San Mateo 28, 8-15. Lunes de la octava de Pascua