Pereza y diligencia
El camino para derrotar a la pereza está en el amor