¿Sabías que puedes ganar indulgencias con el Santo Rosario?
No basta con llevar el Rosario en el cuello, el bolsillo o el bolso si no se reza.